10 horas de ajetreo en la instalación de la Normalizadora que la FIFA no quiere

10 horas de ajetreo en la instalación de la Normalizadora que la FIFA no quiere

Pese a las advertencias de la FIFA, el Instituto Nacional de los Deportes conformó la Comisión Normalizadora que el Tribunal de Disciplina, Ética y Apelaciones del Deporte le asignó luego de suspender de manera cautelar al Comité Ejecutivo de la FESFUT por no cumplir con la Ley General de los Deportes creada en 2019.

Esta es la misma comisión que la FIFA pidió disolver por medio de una carta firmada por su Director de Federaciones Miembro, Kenny Jean Marie, por interpretar que constituye una injerencia indebida en los asuntos de la FESFUT. En caso de no desarmar esa normalizadora para el lunes 25 de julio, la FIFA dijo se vería obligada a tomar decisiones que podrían escalar hasta una suspensión.    

En un comunicado, el INDES reveló que la Normalizadora estará integrada por Lucas  Labbad como presidente, Rubén Ramírez Muñoz como secretario y como tesorero René Martínez Holman. La primera directora es Dorys Stefany Rascón y el segundo director Rodrigo Miranda Barillas. Solo quedaron vacantes los puestos de tercer y cuarto director que estaban reservados para los representantes de FIFA. 

Lucas Juan Labbad, de nacionalidad argentina fue, entre el 2012 y 2020, gerente general del equipo Boca Juniors. También formó parte de las comisiones de la Superliga argentina, específicamente en la Comisión de Gestión de Clubes.

La misión de la Normalizadora, según el INDES, es "normalizar el funcionamiento administrativo, técnico y deportivo de la FESFUT, que permita dar continuidad la celebración y participación en los eventos agendados previamente o por agendar." También tiene el mandato de "la búsqueda de la regularización" de la federación.

De acuerdo con el dictamen en que se sancionó al Comité Ejecutivo, la Normalizadora solo estará en funciones por un máximo de seis meses. 

Antes que la Normalizadora llegara a la institución, los empleados cumplían su        sexto día laboral sin poder entrar al edificio. Primero el allanamiento de Fiscalía General de la República, que lleva a cabo una investigación para encontrar indicios de los delitos de administración fraudulenta y lavado de activos contra el sancionado Comité Ejecutivo de la FESFUT, y desde el lunes pasado por una orden girada por el tribunal deportivo a la FGR para que cerrara el edificio hasta la llegada de la Normalizadora. 

El secretario general del sindicato de trabajadores de la FESFUT (SITRAFESFUT), Raúl Quijano, informó que "partimos de las declaraciones de ayer del señor Yamil Bukele. Nosotros no sabemos nada, nadie nos ha buscado, nadie nos ha dicho nada de lo que va pasar o quién viene para acá, ni conocemos a las personas, prácticamente nosotros como empleados estamos esperando el lunes qué dice FIFA".

Cerca de las 11:30 de la mañana, Rodrigo Miranda Barillas, el segundo director que conforma la Comisión Normalizadora, llegó a las instalaciones de la FESFUT con carta con logos del INDES que llevaba el permiso para poder ingresar a las oficinas administrativas del ente rector.

Y sobre el filo de las 12:00 del mediodía, el resto de la Comisión Normalizadora, entre ellos Lucas Labbad, Rubén Ramírez Muñoz, René Martínez Holmam, Doris Rascón, y el abogado español Javier Tebas, miembro del bufete que ha contratado el INDES como asesor legal, llegaron a la FESFUT para así reanudar las actividades en la institución.

Dicha Comisión Normalizadora se mantuvo reunida alrededor de una hora y media dentro de las oficinas de la FESFUT para luego llamar a empleados de la Federación, entre ellos Hugo Herrera, jefe del departamento jurídico; William Melara, jefe de recursos humanos; Marina Guerra, secretaria adjunta y Raúl Quijano, secretario del SITRAFESFUT.

Mientras se llevaba a cabo la instalación de la Normalizadora, el presidente de la primera división, Pedro Hernández, dio una conferencia de prensa en la que habló de las estrategias que piensan tomar como liga para enfrentar la crisis. Antes de atender a los medios habían tenido una asamblea extraordinaria de presidentes. 

"Como liga estamos pasando por una situación muy complicada por no poder jugar. Todos los equipos estamos generando costos, tenemos contratos vigentes con los jugadores, casas en alquiler, oficinas administrativas, todos los días manejamos costos y más costos con cero ingresos", expresó Hernández.

El dirigente dijo que la situación ha unido a los equipos, que buscan una salida en esta situación. "Cada equipo y cada uno de los presidentes han dado a conocer sus posiciones respecto al problema y pese a todo esto como liga seguimos unidos, juntos buscando diferentes escenarios, tratar de tener otros planes los cuales trataremos de dar a conocer más adelante a fin de poder desarrollarlas, buscando la forma de cómo se reanuda el fútbol, buscando soluciones a los problemas que estamos pasando como liga", destacó.

El presidente de la primera mencionó, además, que en la reunión surgió la iniciativa del mandamás del Jocoro, Leonel Hernández, quien solicitó "convocar a todas las estructuras del fútbol llámense primera, segunda, tercera división, las ADFAS, entrenadores y jugadores, buscando soluciones para contrarrestar las pérdidas que estamos sufriendo".

Más tarde, seis representantes de la primera llegaron a la FESFUT para reunirse con la Comisión Normalizadora. En un principio llegaron los dirigentes Héctor Salazar, presidente del Once Deportivo; Romulo Guzmán, representante y gerente del Santa Tecla; Benjamín Monterroza, representante de Metapán y Juan Pablo Herrera, presidente del Firpo. Luego se les unió Pedro Hernández. 

 

 

 

vía:elgrafico