Los Castro Pérez, hermanos y rivales

Los Castro Pérez, hermanos y rivales

Los hermanos Andersson y Edgar Castro Pérez son el reflejo del talento con el que cuenta la Liga de Fútbol Playa Copa CEL 2022. Andersson milita en Barra de Santiago y Edgar es integrante de Warriors.

El jugador del equipo barreño es el mayor, con 21 años de edad, y utiliza la elástica 17; y Edgar, con 15 años, porta el dorsal 8 en Warriors. Curiosamente, ambos juegan en la posición de ala.

Andersson manifestó estar alegre por ver jugar a Edgar en Warriors, equipo del que formó parte en sus inicios en el balompié de playa.

«Mi hermano juega con Warriors y estar en ese equipo le permitirá crecer futbolísticamente, yo así comencé jugando ahí. Gracias a lo aprendido y mi nivel futbolístico, fue que me llamaron para incorporarme a Barra de Santiago, lo que para mí es una motivación porque es el equipo de donde vivimos», expresó Andersson.

El ala aseguró que este año ha sido positivo para su desempeño, por lo que está motivado y en busca de una oportunidad en la selección de playa 

«Estoy marcando goles y eso me tiene contento. Y sumado a que soy compañero de los seleccionados Frank Velásquez, Heber Ramos y César Rivera, espero en algún momento formar parte de la selección», manifestó Andersson. 

Para el número 17 de la Barra, la Liga de Fútbol Playa le ha brindado la oportunidad de ser parte de una competición muy reconocida y de alto nivel. 

«Formar parte de esta liga, también nos ayuda a exigirnos en cada jornada, eso es bueno para nosotros que ahora sabemos que cada 15 días tenemos partidos, que buscamos ganar para continuar entre los primeros lugares», agregó. 

En tanto, a Edgar, la liga le está dando la experiencia que necesita y, a pesar, de que los resultados no han sido los mejores, el rodaje que están teniendo es el ideal para ser competitivos.

«En la liga estamos tratando de hacer un buen trabajo, somos un equipo muy joven y es un punto a favor y en contra, y es por eso que en cada partido tratamos de dar lo máximo de cada uno de nosotros. En el último encuentro, gracias a Dios, pude marcar mi primer gol de esta competencia, pero no se nos dio el resultado y es por eso que hay que seguir trabajando», dijo el número ocho de Warriors.

El ala agregó que, para él, ver a su hermano en la cancha defendiendo los colores de Barra de Santiago, y sobre todo, tratarlo como rival, no ha sido fácil. 

«Es un poco raro jugar contra él (Andesson) porque somos rivales en la cancha, pero al final solo somos jugadores de un equipo diferente, fuera de la cancha seguimos siendo hermanos y nos ayudamos y aconsejamos», expresó el integrante de Warriors. 

El joven futbolista también envió un mensaje de agradecimiento al equipo Barra de Santiago por brindarle ayuda a lo largo de la semana. 

«Algo que tengo que agradecer es a los jugadores y cuerpo técnico de la Barra, que nos permite entrenar con ellos, aunque jugamos en otro equipo, y eso solo porque somos de Ahuachapán. Este es un desafío más para nosotros porque la idea es ser campeón de esta competencia en algún momento», agregó Edgar. 

En las últimas jornadas, Andersson aportó tres goles para las dos victorias de Barra de Santiago: uno ante Costa del Sol y un doblete contra Barra Ciega. Mientras que Edgar marcó su primer gol de la competencia a San Marcelino, que se quedó con los tres puntos. (INDES).

 

 

Image