Baja rentabilidad podría reducir aún más el porcentaje de salario a la hora de jubilarse, según experto

Baja rentabilidad podría reducir aún más el porcentaje de salario a la hora de jubilarse, según experto

El porcentaje del salario que un trabajador recibirá a la hora de jubilarse (tasa de reemplazo) podría reducirse aún más como efecto de la baja rentabilidad que ha tenido el fondo de pensiones en el último año, según afirmó este lunes Patricio Pineda, fundador de la Mesa de Trabajo por una Pensión Digna.

"En este contexto, hay tasas (de reemplazo) especialmente para las mujeres obligadas (que en 1998 tuvieron que pasarse al sistema de pensiones privado) del 19%, 23, 25%. Con la rentabilidad negativa, eso va hacia abajo", dijo Pineda.

Actualmente se estima que la tasa de reemplazo en general (hombres y mujeres) ronda entre los 45 y 40%, es decir, que si un trabajador con un salario de $1,000 solicitara su jubilación, el porcentaje promedio que recibiría sería de entre $400 y $500.

Según Pineda, la baja rentabilidad que han tenido los ahorros de pensiones en el último año, como producto de una pérdida de valor en las inversiones, podría reducir aún más este porcentaje.

A mayo la rentabilidad nominal fue de 3.89% en el fondo conservador (ahorro de cotizantes jóvenes) y 4.07% en el fondo especial de retiro (próximos a jubilarse). Pero la rentabilidad real, que muestra lo que está ocurriendo en el momento, no se ha publicado desde febrero y de acuerdo a las tasas de inflación, la rentabilidad estaría en números negativos.

La rentabilidad es la ganancia que se obtiene de las inversiones que las AFP hace con las cotizaciones de los trabajadores. Esta rentabilidad es clave para que los ahorros se multipliquen y el ciudadano tenga una mejor pensión.

La Asociación Salvadoreña de Administradoras de Fondos de Pensiones (Asafondos) por su parte, asegura que pese a que la baja rentabilidad muestra actualmente una caída, en el largo plazo, los ahorros siguen generando ganancias pues es dinero que se seguirá invirtiendo por muchos más años hasta que la persona piense en jubilarse.

Según confirmó Pineda, "esta baja rentabilidad es una pérdida de valor y esta pérdida impacta financieramente en los cálculos".

Y ¿qué ha generado esta caída en la rentabilidad? Según Pineda, además de la inflación, que ha afectado a todo el mundo, también tiene gran responsabilidad el Gobierno pues el 80% de los ahorros está invertido en el Fideicomiso de Obligaciones Previsionales (FOP), que se creó en 2006 y del cual el Gobierno toma dinero para pagar a los jubilados actuales en el sistema público.

Y dado que el Gobierno tiene una baja calificación crediticia, por un mayor riesgo de impago, esto genera una pérdida de valor para esas inversiones.

"Esto ocurre porque se sigue manteniendo el mismo mecanismo de inversión del sistema a pesar de las reformas de 2017", dijo. "Nuestro querido país está en una calificación bastante negativa. Estas situaciones acrecientan esa baja rentabilidad", agregó.

 

 

vía: elsalvador