El Salvador se enfrentará a un nuevo litigio, por $49.3 millones en concepto de daños y perjuicios.

El Salvador se enfrentará a un nuevo litigio, por $49.3 millones en concepto de daños y perjuicios.

El banco HSBC ha iniciado un arbitraje en contra del estado salvadoreño ante el CIADI. La institución financiera  alega que en el país se le denegó el acceso a la justicia tras un largo proceso judicial en el que un tribunal salvadoreño le ordenó pagar $49.3 millones

El Salvador se enfrentará a un nuevo litigio en el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativa a Inversiones (CIADI, por su sigla en inglés). El pasado 13 de agosto, el banco HSBC inició un arbitraje en contra del Estado salvadoreño, con el alegato de que El Salvador ha incumplido el tratado de inversión que firmó con el Reino Unido hace algunos años.

Mediante este arbitraje, HSBC busca recuperar, por lo menos, $49.3 millones en concepto de daños y perjuicios, un monto que asegura le fue “injustamente” impuesto por la Corte Suprema de Justicia (CSJ) en el largo litigio que protagonizó con la empresa salvadoreña IJASAL (Ingeniero José Antonio Salaverría y Compañía, de Capital Variable).

El caso se remonta a 2009, cuando HSBC e IJASAL iniciaron una disputa en los tribunales salvadoreños por el cobro de un crédito de $2 millones. 

El diferendo fue escalando en diferentes instancias judiciales hasta que en junio de 2019, la Sala de lo Civil de la CSJ ordenó al banco Davivienda (que antes de 2012 era banco HSBC) pagar $49.3 millones a José Antonio Salaverría en concepto de “daño emergente y lucro cesante” por el juicio iniciado en 2009.

Ahora, HSBC sostiene que  lo que ocurrió  en los tribunales salvadoreños fue “una denegación de justicia”, pues la corte ordenó pagar ese monto cuando ninguna de las partes había solicitado una indemnización por esta cantidad.

La demanda

Para promover el litigio internacional en contra de El Salvador, HSBC ha recurrido al tratado sobre inversiones del Reino Unido, firmado por el país y el cual está en vigor desde diciembre de 2000. “El tratado garantiza que las inversiones del Reino Unido en El Salvador (y las inversiones de El Salvador en el Reino Unido) no sean interferidas ni expropiadas de manera injusta e ilegal”, dice el banco en su reclamo.

“Esas obligaciones se aplican a todos los principales órganos estatales de cada país, incluidos sus tribunales”, plantea la entidad financiera.

En su correspondencia ante el CIADI, el banco plantea que, “con el fallo de la CSJ y otras irregularidades en el proceso judicial” se violaron sus derechos.

“El tratado incluye la obligación de tratar las inversiones de manera justa y equitativa, y de no someter las inversiones a medidas irrazonables o discriminatorias. Esto incluye la protección contra las ‘denegaciones de justicia’, un principio legal bien establecido que protege a los inversores contra las violaciones de los derechos fundamentales ante los tribunales”, dice HSBC en un resumen de sus alegatos. 

Joaquín Martínez, director de Litigio de HSBC México y Latinoamérica, dijo a LA PRENSA GRÁFICA, por medio de un correo electrónico,  que el principal aspecto que valoraron para promover el arbitraje fue “la imposibilidad de obtener un proceso judicial justo y de acuerdo con la ley en la jurisdicción de El Salvador”. 

Este periódico solicitó una posición a la Presidencia sobre el anuncio de HSBC; sin embargo, al cierre de esta nota no hubo un pronunciamiento. Tampoco se posicionó la CSJ.

Según Martínez, “con la solicitud y la notificación válida del Estado de El Salvador por el CIADI ya se considera iniciado el procedimiento”.

Las etapas que incluye el arbitraje son las siguientes: El Salvador presentará su defensa ante el CIADI, luego se elegirán los árbitros para la formación del tribunal arbitral. El tercer paso es la presentación de las pruebas y los testigos, para que, finalmente, se emita una resolución por parte del tribunal arbitral.

El CIADI, con sede en Washington D.C., es la institución encargada de dirimir diferencias relativas a inversiones internacionales. Es una de las cinco instituciones que conforma el Grupo de Banco Mundial.

Carta al ejecutivo

En diciembre de 2020, la firma legal Link- laters  envío a nombre de HSBC una carta a las autoridades salvadoreñas, incluyendo a la Presidencia de la república, la CSJ y la Fiscalía General de la República (FGR), advirtiendo que si la disputa no se resolvía en los tres meses siguientes iniciaría el arbitraje.

Según HSBC, el Gobierno de El Salvador nunca se pronunció. “Antes de presentar su caso ante el CIADI, HSBC buscó una solución amistosa, escribió al Gobierno de El Salvador en diciembre de 2020 y se ofreció a discutir el caso. Hasta la fecha, el Gobierno de El Salvador no ha proporcionado una respuesta sustantiva, por lo que HSBC siguió adelante con el procedimiento de arbitraje”, indicó la institución.

“El Salvador no ha contestado de ninguna manera la notificación enviada en diciembre de 2020”, reiteró Martínez.
Con la demanda, la institución busca recuperar también el dinero invertido en los procesos legales y otros costos en su reclamo a El Salvador.

El CIADI, con sede en Washington D.C., es la institución encargada de dirimir diferencias relativas a inversiones internacionales. Es una de las cinco instituciones que conforma el Grupo de Banco Mundial.