Microsoft arrebata a Apple el trono de empresa más valiosa del mundo

Microsoft arrebata a Apple el trono de empresa más valiosa del mundo

El nombre de Microsoft vuelve a colocarse en lo más alto del mundo corporativo. La compañía fundada en 1975 por los veinteañeros Bill Gates y Paul Allen, amigos desde la adolescencia y aficionados a la programación, ha rebasado este viernes a Apple en capitalización bursátil, lo cual la convierte en la empresa más valiosa del mundo con 2,47 billones de dólares (2,14 billones de euros). La última vez que la creadora del sistema operativo Windows estuvo por delante del fabricante del iPhone fue en julio de 2020, hace 15 meses.

El adelantamiento se ha producido después de dos noticias contrapuestas que han tenido lugar esta misma semana. El martes, Microsoft sorprendía a Wall Street con unos resultados récord impulsados por la demanda de servicios de la nube. Y el jueves, Apple desataba cierta inquietud entre los inversores tras anunciar durante su presentación de resultados que los problemas en las cadenas de suministro globales, todavía por solventar, le han costado en el último trimestre 6.000 millones en ingresos.

Buena parte del éxito de Microsoft se debe a la gestión de su consejero delegado, el indio Satya Nadella, que llegó bautizado como el hombre de la nube en un momento en que la compañía buscaba recuperar la audacia perdida y ha devuelto a Microsoft a lo más alto del olimpo empresarial. Su apuesta por la gestión de datos ha sido clave en ese despegue. Los títulos de la firma se han revalorizado más de un 700% desde su llegada, y valen tanto como unas tres veces y media todas las empresas juntas del índice español Ibex 35.

La competencia es dura. Durante buena parte del tiempo que Nadella lleva al frente de Microsoft, ha sido Apple la que ha aparecido como la tecnológica más valorada del planeta. La compañía fundada por Steve Jobs fue la primera en superar el billón de dólares de valor en Bolsa. Lo hizo en agosto de 2018, ocho meses antes que Microsoft. En agosto de 2020, Apple sería la primera estadounidense en romper la barrera de los dos billones —la petrolera saudí Aramco lo había hecho antes—, y en el camino, algo más rezagada, pero sin perder la pista, estaba Microsoft, que también dejó atrás ese umbral en junio de este año, diez meses más tarde.

Ahora las fuerzas parecen haberse nivelado. La mejora bursátil de Microsoft en 2021 (con un 51% de ganancia desde enero), es más alentadora que la de Apple (15%), lo que las ha colocado en una situación de igualdad, no solo de cara a los mercados. Sus últimos resultados trimestrales reflejan unos beneficios idénticos de 20.500 millones de dólares, aunque los ingresos de Apple superan ampliamente a los de su rival. Por detrás aprietan Google y Amazon en una clasificación, la de las empresas de más de un billón de dólares, donde las tecnológicas tienen un claro predominio y donde se ha colado recientemente el fabricante de vehículos eléctricos Tesla.