Quinquenio de Bukele sumará $9,480 millones en deuda.

Quinquenio de Bukele sumará $9,480 millones en deuda.

Los proyectos de la titularización por $1,600 millones de ANDA y FOVIAL y $1,000 millones del bono bitcóin pondrán más presión a las finanzas salvadoreñas.

Los proyectos de nueva deuda que el Gobierno de El Salvador ha dado a conocer en las última semanas totalizan $4,714 millones, tomando en cuenta el "bono bitcóin" por $1,000 millones en enero de 2022, las dos titularizaciones por un total de $1,600 millones para ANDA ($600 millones) y FOVIAL ($1,000 millones); una deuda por $214.7 millones con el BCIE y $600 millones con el BID y que el presupuesto de 2022 requiere al menos $1,300 millones en deuda.

Luis Membreño, analista económico, estima que si el Gobierno lograra obtener toda esa deuda para 2022, además de la que ya adquirió entre junio de 2019 y octubre de 2021, totalizaría $9,480.7 millones en 3.5 años de la administración de Nayib Bukele, es decir 34.4 % del PIB de 2021.

A esto hay que sumarle que en 2022 se tendrá que pagar o refinanciar al menos $2,622 millones entre deuda de corto plazo (LETES y CETES) y que tiene que buscar una fuente para pagar $800 millones en eurobonos en enero de 2023, lo cual totaliza $3,422 millones.

Membreño señala que desde que llegó esta administración ha incrementado la deuda en $4,766 millones según cifras del Banco Central de Reserva (BCR), totalizando $24,007 millones al mes de octubre de este año.

"Si tomamos la proyección del PIB de este año que ha presentado el gobierno en el proyecto de presupuesto de 2022, de $27,523 millones, la relación entre deuda y PIB será de 87.2 %. Para tener un punto de comparación, Guatemala tiene una relación deuda a PIB de 31.2 %. Es decir casi un tercio de nuestra deuda", pone como ejemplo el experto.

Por ello, el proyecto de titularizar $1,600 millones por parte de las autónomas ANDA y FOVIAL, es considerado como una medida desesperada.

"Son cantidades que denota que están desesperados por conseguir fondos con nueva deuda de manera desproporcionada a las necesidades de estas instituciones y su capacidad de deuda", indica el analista económico Rafael Lemus.

La titularización es un mecanismo para obtener liquidez, a cambio de ceder el derecho sobre flujos financieros futuros, de los que se tiene una elevada certeza de ocurrencia, a un Fondo de Titularización con el propósito de colocar en el mercado de valores títulos.

Lemus apunta que los ingresos anual de ANDA son de unos $177 millones, pero no logra cubrir sus costos de operación, mientras que FOVIAL recauda anualmente unos $130 millones y levantar $1,000 millones equivaldrá a más de siete años de operaciones.

"El problema es que al adquirir esa deuda después no se tendrá para darle mantenimiento a las obras porque, solamente en amortizaciones tendría que pagar anualmente unos $50 millones", advierte Lemus.

Los expertos coinciden en que, en teoría, estos fondos no podrán transferirse al Gobierno Central para cubrir sus necesidades de gasto corriente porque son recursos de la institución que lo está recaudando, pero una opción que pueden hacer una vez captado los fondos es invertir en títulos del Gobierno, como una triangulación que pueden tomar los mercados de inversiones como algo negativo.

Las titularizaciones han tenido éxito en el mercado local, pero, dado el volumen de este proyecto, se espera que sea colocado en el extranjero.  (Leonel Ibarra, eleconomista.net)