APES denuncia amenazas contra el gremio periodístico

APES denuncia amenazas contra el gremio periodístico

La Asociación de Periodistas de El Salvador (APES) denunció este lunes las amenazas que el secretario jurídico de la Presidencia, Javier Argueta, lanzó en contra de la revista Gato Encerrado.

Argueta dijo a Gato Encerrado que los medios de comunicación deben exhibir las fuentes de información en sus investigaciones. Esto a raíz que Gato Encerrado revelara en un reportaje que el secretario jurídico se habría reunido con magistrados del Tribunal Supremo Electoral (TSE) para adelantarles la sentencia que emitió la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), la cual avala la reelección presidencial.

«Los periodistas no están obligados a revelar sus fuentes. Las leyes en El Salvador y tratados internacionales nos amparan», dijo César Fagoaga, presidente de la APES.

Además, los representantes de Apes condenaron las acusaciones del presidente de la República, Nayib Bukele, en contra de uno de sus directivos, William Gómez, a quien Bukele señaló de participar en la quema de una de las casetas del cajero Chivo, en la Plaza Barrios del Centro de San Salvador. Esto se reportó durante las protestas del 15 de septiembre.

«Dicen que los ‘vándalos’ eran infiltrados, pero aquí se ve claramente como este directivo de la Asociación de Periodistas da instrucciones a los vándalos», aseguró Bukele en una publicación de Twitter, la cual acompaña de una fotografía donde se observa un sujeto dando instrucciones durante la quema de la caseta. El mandatario afirmó que esa persona es Gómez.

Sin embargo, William Gómez negó ser esa persona: “Es totalmente evidente que la persona que aparece en el video no soy yo (…) Lo que se busca es desprestigiar a la Apes, porque se ha convertido en una voz disonante en contra de las agresiones del sistema democrático”.