Atraso en el proceso penal sobre la destrucción del sitio ceremonial Tacushcalco

Atraso en el proceso penal sobre la destrucción del sitio ceremonial Tacushcalco

Este día organizaciones ambientalistas y pueblos indígenas presentaron su posicionamiento ante el atraso de la vista pública del proceso penal contra representantes de la empresa Fénix S.A. de C.V. por la destrucción de una parte del área arqueológica Tacushcalco y la contaminación del río Ceniza en Sonsonate.

Román Cartagena, poblador de Sonsonate y parte del Movimiento Ciudadano por la defensa de Tacushcalco, afirma que las acciones por parte del gobierno y principalmente por el Ministerio de Cultura no han sido atinadas en cuanto a la defensa de la cosmovisión indígena y en si de la cultura de los pueblos ancestrales.

La omisión de protección ambiental y cultural ha permitido el actuar impune del desarrollador del proyecto Acrópoli Sonsonate, propiciando por la destrucción de una parte del área arqueológica Tacushcalco y la contaminación del Nejapan (río Ceniza) debido a las descargas de aguas grises y negras directamente sobre el mismo y sin ningún tratamiento. Aseguran organizaciones como la Unidad Ecológica salvadoreña (UNES) que hasta el momento la indiferencia por parte de Ministerio de Cultura (MICULTURA), Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN), Alcaldía Municipal de Nahulingo y de Sonsonate e instituciones responsables de la salvaguarda del patrimonio cultural y natural de las y los salvadoreños, no accionan a favor de la población.

El 16 de agosto de 2021, se suspendió la reprogramación de la Vista Pública. El proceso judicial en mención está a punto de cumplir cuatro años sin que, a la fecha, los derechos de los Pueblos Indígenas, las comunidades locales y el medio ambiente, hayan sido restituidos.

Por su parte Alejandro Labrador parte de UNES, afirma que los órganos de Estado no dan prioridad a las poblaciones Sonsonatecas.

“En este caso, en lugar de darnos la dignidad de devolvernos los elementos para encontrarnos con nuestra historia como puedo salvadoreño, vemos todo lo contrario la institucionalidad está fallando” dijo el activista.

De igual forma Nicolas Sánchez, parte de los pueblos indígenas de Nahuizalco, hizo hincapié en el tema de defender el río Ceniza y el sitio ceremonial Tacushalco, antes que los intereses de las empresas que siguen construyendo en una zona que resguarda parte de la cultura ancestral de los pueblos originarios.

“El temor es que esta dilatación tenga influencia de la empresa Fénix SA de CV que se dé una sentencia desfavorable a la población” concluyó, Sánchez. (Redacción: Vanguardia El Salvador).