Bukele entrega el BCR a miembro fundador de Nuevas Ideas.

Bukele entrega el BCR a miembro fundador de Nuevas Ideas.

El presidente Nayib Bukele eligió a Douglas Pablo Rodríguez Fuentes como nuevo presidente del Banco Central de Reserva (BCR). Con este nuevo nombramiento, Bukele entrega la regulación del sistema financiero y la generación de estadísticas económicas a un miembro de su círculo cercano y parte de Nuevas Ideas, partido dirigido por familiares del mandatario.

Rodríguez llega al cargo después de la polémica renuncia de Nicolás Martínez. El 16 de septiembre, cuando todavía era presidente del Banco Central, Martínez reveló en una comisión de la Asamblea Legislativa que el Gobierno dispuso de $3,238 millones en deuda pública durante la emergencia por la covid-19. Con estos datos, derribó el discurso que Bukele y sus funcionarios construyeron para culpar a los diputados de una presunta falta de fondos para enfrentar la pandemia. 

Martínez afirmó que de esos $3,238 millones el Gobierno gastó $2,643.58 millones provenientes de deuda y donaciones. Pero agregó que desconocía cómo se habían gastado. “Sabemos que unos ingresaron y otros egresaron, pero cómo lo usó el Ministerio de Hacienda, no sabemos”, dijo el expresidente del BCR a la comisión que investiga la deuda adquirida durante la emergencia.

Un día después de haber revelado esta información, Martínez renunció a su cargo “por motivos de fuerza mayor”, según un correo electrónico filtrado a Teleprensa. El 18 de septiembre, Rodríguez dejó su cargo como viceministro de Ingresos, dependencia del Ministerio de Hacienda, para convertirse, el 19 de septiembre, en el nuevo presidente del BCR. Su nombramiento se oficializó en el acuerdo ejecutivo número 350, publicado en Diario Oficial hasta el 22 de septiembre.

Con este movimiento, Bukele pone al frente del Banco Central a una pieza de su círculo, que lo ha acompañado desde la administración municipal de Nuevo Cuscatlán, según consta en la hoja de vida publicada en el portal de Transparencia. Rodríguez es miembro fundador de Nuevas Ideas, institución política en la que se ha desempeñado como secretario de la Comisión Electoral Nacional (CEN) desde que Federico Anliker, actual presidente de la Comisión Ejecutiva Portuaria Autónoma (Cepa), era secretario general. En las elecciones internas del partido, Rodríguez estuvo al frente de las conferencias de prensa informando sobre los resultados del proceso con la presidenta de la CEN, Karen González.

Un puesto técnico para alguien de confianza 

Rodríguez es licenciado en Contaduría Pública y se convierte en el primer presidente del BCR sin ser economista o haber desarrollado una carrera en este ámbito desde el fin de la guerra. 

El artículo 10 de la Ley Orgánica del BCR pide entre sus requisitos que todos los miembros del Consejo Directivo tengan “notoria competencia en materia económica y financiera”. Además, el presidente “deberá tener por lo menos 10 años de experiencia” en estos rubros, señala el artículo 25 de la misma normativa.

El currículo publicado en el portal de Transparencia dice que Rodríguez se desempeñó en la empresa privada como contador, director financiero, director de proyectos, gerente general, entre otros. Pero no detalla en qué compañías trabajó.

Su primer empleo en el Gobierno Central lo obtuvo con la administración Bukele, en la Dirección General de Impuestos Internos (DGII). Fungió como subdirector y director de esta dependencia de Hacienda, antes de convertirse en el viceministro de Ingresos, en julio de 2020.

El artículo 19 de la ley orgánica también establece que los directivos de organizaciones de carácter político no pueden ser parte del Consejo Directivo del Banco. Si bien Rodríguez no forma parte de la más alta dirigencia del partido Nuevas Ideas, sí ha ocupado un puesto clave en la Comisión Nacional Electoral desde su fundación.

Con este nombramiento, al gabinete económico llegan más personas del círculo de confianza del presidente Bukele. Otros miembros fundadores de Nuevas Ideas son el ministro de Hacienda, Alejandro Zelaya; Pablo Anliker, ministro de Agricultura y Ganadería; y amigos de infancia del mandatario, como María Luisa Hayem, ministra de Economía; y el presidente de Cepa, Federico Anliker.

Para el economista Óscar Cabrera, quien fungió como presidente del BCR entre 2014 y 2019, uno de los principales méritos que el presidente del BCR debe tener es “una formación académica muy elevada” y “no pertenecer a un partido político porque entonces se elimina la autonomía e independencia en las decisiones que van a la estabilidad del sistema financiero”.

Rommel Rodríguez, investigador de la Fundación Nacional para el Desarrollo (Funde), también muestra preocupación por el nombramiento político de Rodríguez al frente del BCR, ya que de las estadísticas que recopila esta institución dependen muchas decisiones y estudios en materia monetaria y financiera. 

“Al ver su curriculum vitae en el portal de Transparencia no veo esa veta en materia monetaria y financiera”, señala el economista. “Preocupa que se ponga a una persona que quite objetividad al tratamiento de naturaleza estrictamente económica de estas operaciones estrictamente operativas y financieras. Algo muy importante, y es algo que se ha visto incluso en informes del FMI (Fondo Monetario Internacional), es la dependencia en las estadísticas que lleva el BCR”, agrega 

El investigador de Funde agrega que es comprensible que Bukele nombre a alguien cercano a él en un puesto así, pero que eso no debe “traducirse en una reducción de esa independencia y en un manejo inadecuado de las cifras estadísticas”.

Teleprensa intentó obtener la postura del Gobierno, a través del secretario de Prensa, Ernesto Sanabria, para explicar el nombramiento de Rodríguez al frente del BCR, pero hasta el cierre de esta nota aún no hay respuesta. (TELEPRENSA)