Cuarentena y restricciones por COVID-19 golpearon al contrabando de cigarrillos

Cuarentena y restricciones por COVID-19 golpearon al contrabando de cigarrillos

El incremento de militares y policías en las fronteras salvadoreñas para evitar que ingresaran personas por pasos fronterizos no autorizados durante la cuarentena por la pandemia de COVID-19, también evitó que entraran cigarrillos de contrabando, informó esta mañana la Asociación de Distribuidores de El Salvador (ADES).

De acuerdo a un informe presentado por la gremial, el despliegue de más de 2,000 elementos militares y agentes policiales de la División Fronteriza en puntos ciegos también ayudó a frenar el contrabando de cigarrillos, lo cual derivó en que se incrementara el consumo de cigarrillos importados de manera legal. Según ADES, durante los meses de marzo, abril y mayo se incrementaron las importaciones de cigarrillos legales al país, lo cual también redundó en una mayor recaudación fiscal.

“El consumo de cigarrillos legales incrementó en los meses de marzo, abril y mayo, lo que generó más importaciones de cigarrillos legales al país. Como resultado mayor recaudación fiscal y mayores ventas para las tabacaleras…”, indica el informe “Impacto del contrabando antes y después del COVID-19”.

El informe indica también que debido a la disminución de cigarrillos ilegales en el mercado salvadoreño, los precios de estos se incrementaron hasta en un 150 por ciento. Según el informe, en un año, se decomisan aproximadamente 350 millones de cigarrillos, lo cual representa el 43% del mercado de consumo de tabaco en El Salvador, con lo cual el Estado de percibir más de 25 millones de dólares al año.

Los lugares por donde entra de contrabando cigarrillos, son los pasos fronterizos no autorizados es el departamento de Santa Ana, debido a la frontera con Guatemala; le sigue el departamento de Chalatenango.

 

vía:elsalvador.com