El Salvador se mantiene con alertas estratificadas por lluvias

El Salvador se mantiene con alertas estratificadas por lluvias

La Dirección General de Protección Civil reiteró, ayer por la noche, que se mantiene Alerta Roja en los municipios de Tecoluca, en San Vicente; Jiquilisco y Puerto El Triunfo, en Usulután; Alerta Naranja para los departamentos de Chalatenango, Ahuachapán y Sonsonate; y Alerta Amarilla en el resto del territorio.

“Nuevas alertas por las lluvias que continúan en todo el territorio nacional. Altísima probabilidad de deslizamientos de tierra y crecida de ríos. Todas las instituciones del Estado deben hacer todo lo necesario para evitar tragedias. Se le pide a la población colaborar con las autoridades”, indicó el Presidente de la República, Nayib Bukele, a través de sus redes sociales.

Estas alertas se emiten con base en los informes especiales N° 46, de Meteorología, y N° 4, de Oceanografía, de la Dirección General del Observatorio de Amenazas, del Ministerio del Medio Ambiente y Recursos Naturales. Además, a partir de los informes de afectaciones graves por deslizamientos e inundaciones, debido al desbordamiento de ríos y por la acumulación de humedad en los suelos.

El acercamiento y paso de una nueva onda tropical entre este lunes 13 y martes 14 de septiembre, permitirá la formación de nubosidad de amplio desarrollo que generará tormentas de moderadas a ocasionalmente fuertes sobre el territorio salvadoreño, con énfasis en la cordillera volcánica y zona norte.

Se prevé alta probabilidad de anegamientos de terrenos, inundaciones urbanas y deslizamientos, además de crecidas repentinas generando desbordamiento de ríos y quebradas, y derrumbes y caídas de rocas, ocasionando daños en infraestructura de caminos y viviendas.

De acuerdo con el pronóstico meteorológico, desde este mediodía y durante la tarde, se espera un incremento de la nubosidad alrededor de la franja volcánica y cordillera montañosa norte, con posibilidad de chubascos moderados aislados en esos sectores y cercanías.

Para el final de la tarde o a primeras horas de la noche, es posible el desarrollo de tormentas entre moderadas a ocasionalmente fuertes en las cercanías del Golfo de Fonseca, que se desplacen temprano a la zona oriente y posteriormente hacia las zonas paracentral y centro, saliendo por la costa centro-occidente. Durante la madrugada, algunos remanentes de precipitaciones son posibles en la zona costera occidental.

Para la mañana del martes 14, se prevé cielo entre poco y medio nublado. Durante el día, se espera la formación de chubascos y tormentas dispersas, de moderadas a fuertes, en la zona norte y cadena volcánica, con un incremento a partir de la noche. Estas podrían estar acompañadas de ráfagas de vientos entre moderados y fuertes.

Además, del 13 al 15 de septiembre, se recomienda estar preparados porque es probable, sobre todo en marea alta, la inundación de la parte alta de las playas en donde hay viviendas temporales o permanentes y el volcamiento de embarcaciones que ingresan al mar desde las playas.

Mientras que durante marea baja, es probable el ahogamiento de personas que ingresan al mar en las playas y el rompimiento de amarras de las embarcaciones en las dársenas de los puertos.

Para el lunes 13, martes 14 y miércoles 15 de septiembre, las mareas serán neutras por lo que la diferencia de altura del nivel del mar entre marea alta y baja es media. La marea alta será entre 8 y 10 de la mañana y noche, inundando la parte alta de las playas. La marea baja será entre 2 y 4 de la madrugada y tarde, dejando al descubierto la parte baja de las playas.

Por estas condiciones, se recomienda precaución por el aumento de la altura de las olas en la zona de rompiente y por el aumento de la rapidez de las corrientes de retorno. Además, se solicita atender las recomendaciones de la Dirección General de Protección Civil.

A la población en general:

  1. Transitar con la debida precaución sobre la vía pública cuando se presenten lluvias.
  2. Precaución al conducir por la noche, debido a la condición lisa de las carreteras.
  3. Abstenerse de cruzar ríos, quebradas, canales o cualquier corriente de agua que se genere durante una tormenta y posterior a ella, debido a la probabilidad de arrastre.
  4. No desarrollar actividades de pesca artesanal en lagunas, lagos o ríos durante una tormenta y posterior a ella por posibles crecidas repentinas.
  5. Suspender los trabajos cercanos a taludes inestables y evacuar familias cercanas a ellos.
  6. Revisar la condición de estabilidad de los árboles en los alrededores de su vivienda e informar de la situación a la municipalidad.
  7. Atender las indicaciones y recomendaciones de las autoridades del Sistema Nacional de Protección Civil, incluyendo los llamados de evacuación preventiva.