El Salvador supera las 12,000 sospechas de dengue

El Salvador supera las 12,000 sospechas de dengue

En lo que va de 2022, las autoridades sanitarias han detectado más de 12,000 casos sospechosos de dengue, superando las cifras reportadas en el mismo periodo de 2019, 2020 y 2021.

El último boletín epidemiológico del Ministerio de Salud (MINSAL), publicado el 10 de agosto pasado, recoge los datos desde la primera semana del año hasta la número 31, esta última comprendida del 31 de julio al 6 de agosto.

En esas 31 semanas del año, el ministerio identificó 12,427 casos sospechosos de dengue, una enfermedad transmitida por el zancudo Aedes aegypti. Esto representa un incremento del 317.2 % en comparación con el mismo lapso del año anterior, indican los datos del boletín gubernamental. En 2021, en esas mismas semanas, el país acumuló 2,979 casos sospechosos, por lo que el dato de 2022 implica que se han detectado 9,448 más que hace un año.

Desde la semana 23, el MINSAL comenzó a comparar los datos de 2022 con los de 2019, lo que creó un descenso virtual en la variación de la mayoría de las enfermedades que abarca el boletín epidemiológico. Sin embargo, en el caso de las sospechas de dengue, las estadísticas de 2022 también superan a los 11,823 de 2019 y a los 4,066 de 2020.

Por el momento el MINSAL no ha dejado de publicar los casos sospechosos de dengue detectados el año pasado, pero su decisión de comparar con 2019 ya no permite conocer con certeza cómo han cambiado respecto a 2021 otras variables de la enfermedad, como los casos probables, casos confirmados con o sin signos de alarma, casos confirmados de dengue grave, total de casos confirmados de dengue, hospitalizaciones y fallecidos.

En repetidas ocasiones, el ministro de Salud, Francisco Alabi, ha restado importancia al incremento en los casos sospechosos de dengue, alegando que un bajo porcentaje de ellos dan positivo a la enfermedad cuando se someten a los exámenes respectivos.

"Hemos identificado en las pruebas confirmatorias que el 65 % de los casos sospechosos no son dengue", afirmó recientemente en una entrevista con la radio YSKL. En esa ocasión, el funcionario agregó que la definición de caso sospechoso de dengue "es muy amplia" y los síntomas pueden deberse a otros padecimientos. "Usted, con solo tener fiebre y un síntoma como dolor de cabeza, dolor retroocular o náuseas, ya puede ser catalogado como una sospecha", dijo en la mencionada entrevista.

No obstante, los boletines epidemiológicos del mismo ministerio revelan que a lo largo del año se han practicado pocas pruebas, en comparación con la cantidad de casos sospechosos e incluso de hospitalizaciones. Hasta la semana 31, el MINSAL dijo haber realizado 1,679 pruebas realizadas, frente a los más de 12,000 casos sospechosos y 1,477 hospitalizaciones acumuladas en el mismo periodo.

Según el MINSAL, hasta la semana 31 se reportaron 34 casos probables y 52 casos confirmados de dengue. De estos últimos, 42 fueron con y sin signo de alarma, mientras que los restantes 10 correspondieron a cuadros graves. Por el momento no se reportan fallecidos.

Los casos sospechosos de las otras enfermedades transmitidas por el zancudo también han registrado un incremento en 2022. En el caso de la chikungunya, hasta la semana 31 se acumularon 109 sospechas y otras 128 correspondieron a zika, con incrementos del 73 y 106.5 % en comparación con 2021.

Las autoridades sanitarias también han explicado que las enfermedades transmitidas por el zancudo suelen aumentar durante la época lluviosa, debido a que el insecto coloca sus huevos en el agua estancada. En la semana 31 del año, un promedio de siete de cada 100 casas reportó criaderos de zancudos, casi dos veces más que el ideal, que son 4 de cada 100. Pero en el departamento San Salvador, el promedio fue mayor: 18 de cada 100.

 

El Salvador supera las 12,000 sospechas de dengue