Finaliza proyecto para manejo integral de humedales con seminario informativo de logros y lecciones aprendidas

Finaliza proyecto para manejo integral de humedales con seminario informativo de logros y lecciones aprendidas

Durante casi seis años, desarrollamos el Proyecto para el Manejo Integral de los Humedales en las lagunas de Olomega y El Jocotal con el apoyo de la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA), con lo que impulsamos un enfoque modelo para promover la conservación y el uso adecuado de los humedales en El Salvador.

Entre los principales resultados se incluye un mecanismo de gestión institucional transversal para los humedales promovido desde el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN), la preparación de dos planes de gestión de humedales, la implementación de cuatro proyectos pilotos basados en las características únicas de las lagunas Olomega, en La Unión, y El Jocotal, en San Miguel, así como el fortalecimiento de una red de contactos para diseminar experiencias y conocimiento adquirido por el proyecto.

Laguna El Jocotal, en el departamento de San Miguel.

“El Salvador cuenta con una gran cantidad de espejos de agua que están recibiendo un deterioro permanente debido a los impactos antrópicos y a las actividades indirectas que los humanos ocasionamos. Es una prioridad para el Ministerio de Medio Ambiente la recuperación de estos ecosistemas tan críticos, sobre todo en estos tiempos donde el recurso hídrico es una limitante en algunas zonas”, dijo Miguel Gallardo, director general de Ecosistemas y Biodiversidad del MARN durante el inicio del seminario.

Destacó que preservar estos ecosistemas para que la biodiversidad permanezca y se sostenga para futuras generaciones es un reto grande, por lo que agradeció la confianza de JICA depositada en el MARN para lograr este compromiso de preservación de los humedales de Olomega y El Jocotal, que representan medios de vida muy importantes para la zona oriental del país.

Este ha sido un proyecto de asistencia técnica que ha generado modelos de desarrollo, “que esperamos sean replicados a nivel nacional, en otros humedales del país, y eventualmente a nivel regional”, señaló Masaru Kozono, jefe representante de JICA El Salvador.

Indicó que las actividades de campo se desarrollaron aún sin la presencia de los expertos japoneses, por la pandemia de COVID-19, razón por la que felicitó al equipo del MARN por el compromiso con el proyecto.

Laguna de Olomega, en el departamento de La Unión.

Los cuatro proyectos piloto estuvieron relacionados con el mejoramiento del ecosistema de humedal y hábitat de vida silvestre a través del control de plantas acuáticas invasoras y el
monitoreo de la calidad de agua de las lagunas. También incluyeron la educación ambiental para promover el valor de los humedales y monitoreo de biodiversidad.

Otras acciones fueron la reducción a riesgo de desastres con la restauración de un área natural protegida y el establecimiento de sistemas agroforestales y silvopastoriles, además de la promoción de buenas prácticas agrícolas en el cultivo de la caña de azúcar para la conservación de los humedales.

Los logros y lecciones aprendidas de estos proyectos pilotos fueron presentados por expertos japoneses, consultores locales del proyecto y técnicos del MARN.