Funcionarios de Estados Unidos acusan a presidente Bukele de supuesta "interferencia en elecciones"

WASHINGTON - El legislador demócrata Albio Sires acusó el miércoles al presidente de El Salvador, Nayib Bukele, de "interferir" en las elecciones de Estados Unidos, advirtiendo que si continúa haciéndolo, el hecho será enfrentado como "una amenaza de seguridad nacional para la nación".

Sires aludió al tema durante una audiencia en la Cámara de Representantes a la que asiste el miércoles, para abordar el tema de las causas de la inmigración desde Centroamérica hacia Estados Unidos.

"En las últimas semanas, funcionarios del gobierno salvadoreño han intentado desacreditar a miembros individuales del Congreso de Estados Unidos", dijo Sires, en alusión a la controversia a través de Twitter entre Bukele y la legisladora de origen centroamericano Norma Torres.

Bukele instó a principios de mes a los votantes de un distrito de California a votar contra la legisladora Torres.

"Desafortunadamente, esta campaña para manipular la percepción pública ha sido apoyada por millones de dólares en pagos a los lobbistas", afirmó Sires el miércoles.

Dijo además que "miembros del Congreso están recibiendo amenazas de muerte y hostigamiento como resultado" de estas acciones que atribuyó a Bukele.

No obstante, Sires reconoció que durante su mandato, Bukele "ha logrado una reducción histórica de los delitos violentos" Expuso que "lo más importante es que ha dado esperanza a los salvadoreños y merece crédito por ello".

Pero afirmó seguidamente: "La diplomacia no es un camino de un solo sentido. La exposición a las críticas es una de las cargas del liderazgo".

Los tuits de Bukele

El primer tuit de Bukele cuestionó otro publicado por la congresista Torres, en el que ella escribía: “Esto es una gran vergüenza para los gobiernos de #Guatemala #Honduras #ElSalvador sus compatriotas merecen gobiernos que realmente están comprometidos a combatir la corrupción y el narco”.

La publicación hacía referencia a un video difundido por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) que mostraba a traficantes de personas dejando caer a dos niñas ecuatorianas lanzadas por la valla fronteriza. Ante esto Bukele cuestionó duramente a la congresista al afirmar que ni las menores ni el lugar tenían relación con El Salvador.

“Debería de usar una parte del cheque de sus financistas para comprar anteojos”, dijo Bukele en su red social. Luego siguió con una serie de mensajes y publicaciones en medios oficiales de su país llamando a los electores hispanos en el distrito de Torres a reemplazarla en las próximas elecciones y descalificando su trabajo.

La reacción de Zúñiga

En la misma audiencia, el enviado especial de la Casa Blanca para el Triángulo Norte, Ricardo Zúñiga, dijo que "es inaceptable bajo cualquier circunstancia" lo que catalogó como "interferencia" en el proceso político de Estados Unidos de parte del presidente salvadoreño.

Caucus hispano cataloga de "ataques" declaraciones de Bukele

Las declaraciones de Sires llegan luego de una serie de tuits publicados entre la congresista Torres, única representante de origen centroamericano en el Congreso de Estados Unidos, y el presidente Bukele con relación a la situación migratoria de ese país. Como resultado, el Caucus Hispano del Congreso emitió una declaración pública contra el mandatario salvadoreño.

Según lo expresado por los congresistas, las palabras del presidente de El Salvador han escalado hasta volverse "ataques".

"El Caucus Hispano del Congreso denuncia enérgicamente los recientes ataques contra nuestra compañera, la congresista Norma J. Torres", indicó el documento publicado el martes.

El texto expresó que las acciones del presidente Bukele contra la congresista Torres "socavan" los esfuerzos de ambas partes para "construir una relación entre Estados Unidos y El Salvador que beneficie a la gente de ambos países" y dejan en evidencia cómo las mujeres sufren ataques cuando desafían a los que están en el poder.

El presidente Bukele ha dicho incluso que Estados Unidos debe abandonar el concepto de Triángulo Norte. (Voz de America)