Gobierno insiste toda persona que quiera ingresar al país debe presentar prueba COVID-19.

Gobierno insiste toda persona que quiera ingresar al país debe presentar prueba COVID-19.

Luego que la Sala de lo Constitucional emitió una medida cautelar donde se deja sin efecto la obligatoriedad de que los salvadoreños o extranjeros con residencia permanente presenten una prueba negativa de COVID-19 para ingresar al país, el gobierno central ha dicho que las aerolíneas y autoridades en fronteras deben exigirla.

Este jueves, el ministro de Salud, Francisco Alabí, justificó que la medida de solicitar la prueba PCR negativa "es temporal y busca salvaguardar la vida de la población".

"Se solicita una prueba PCR para poder proteger al resto de la población. Los datos obtenidos en estos seis meses son muy favorables, hemos tenido las mejores cifras y resultados en la región. Si no la pedimos se podrían perder los frutos que se tienen hasta hoy y vernos afectados nuevamente con la alza de casos", aseguró esta mañana en una entrevista de canal 12.

La Sala dejó claro que de la medida solo quedan fuera los salvadoreños y extranjeros con residencia permanente, argumentando que ahora que se reapertura el Aeropuerto Internacional San Óscar Arnulfo Romero y Galdámez a vuelos de pasajeros, es inminente el ingreso al país de un conjunto indeterminado de connacionales, "por esa razón la decisión de supeditar su admisión a la presentación de una prueba de PCR que dé negativa en COVID-19 supondría una prohibición de ingreso y no existe un régimen de excepción que la habilite y, en resumidas cuentas, implicaría una restricción a su derecho fundamental de ingresar al territorio nacional, pues simplemente impediría su ejercicio".

Ante esto, Alabí manifestó que "el hecho que tengamos derecho a realizar una actividad no quiere decir que es a nuestra decisión".

"Me parece una situación compleja porque todo lo que se ha emitido con el objetivo de cumplir con la población salvadoreña, hemos obtenido dificultades por parte de la Sala", dijo Alabí, agregando que ellos van a seguir "recomendando que se solicite la prueba PCR para tener certeza de que un salvadoreño o extranjero no tiene la enfermedad", ya sea en el aeropuerto o un punto fronterizo terrestre.

Presidente Bukele arremete contra la Sala y ordena que sí se pida la prueba negativa

En horas de la noche del miércoles, el presidente de la República, Nayib Bukele, también reaccionó a la decisión de la Sala de lo Constitucional y dejó entrever que no acatarán la medida cautelar.

"La Sala sigue en su proceso de desmantelamiento del Gobierno, disfrazado de tutela de derechos. Ningún derecho es absoluto y los requisitos de entrada en los aeropuertos por enfermedades o seguridad siempre han existido, en este y en todos los países", afirmó en sus redes sociales.

"Pretender que todos los derechos son absolutos y que solo se pueden sugerir requisitos a las personas, equivale a no tener Estado. Todos los Estados establecen requisitos para el ejercicio de los derechos. Esto en ningún momento equivale a prohibir un derecho", agregó.

Por medio de una circular dirigida a las aerolíneas y que se filtró el pasado fin de semana, la Comisión Ejecutiva Portuaria Autónoma (CEPA) indicó que todo aquel que no presente la prueba negativa de COVID-19 será declarado "inadmisible". Sin embargo, Bukele argumentó que "todos tenemos el derecho de libre circulación, pero eso no nos da el derecho de manejar en contra sentido, pasarse un semáforo en rojo o ir en el vehículo sin cinturón de seguridad".

"Esto no es no tener un derecho, es respetar el derecho de los demás", dijo. El mandatario aseguró que la decisión es respaldada por el Código de Salud y "es precisamente la Constitución y toda esta legislación la que le da las facultades al Gobierno para que las ejerza, en todos los ámbitos de su jurisdicción (salud, educación, trabajo, agricultura, seguridad, etc.)".

"Por lo tanto, su sentencia no solo tiene vicios de forma, sino de fondo... Nuestro país no puede aceptar miles de viajeros diarios sin control, viajando en cabinas presurizadas y contagiando a los demás, en esta etapa de la pandemia. Sería sumarle miles, o al menos cientos de contagios, a los 80 o 90 que estamos detectando diarios", indicó.

"Por lo tanto, todas las aerolíneas que deseen aterrizar en nuestro aeropuerto, tendrán que exigirle a todos sus pasajeros una prueba PCR negativa de COVID-19, tomada, como máximo, 72 horas antes del viaje. De lo contrario, nos veremos obligados a volver a cerrar el aeropuerto", añadió.

La Constitución de la República está por encima de las leyes secundarias y parte del artículo 5 reza: "No se podrá expatriar a ningún salvadoreño, ni prohibirse la entrada en el territorio de la República, ni negarsele pasaporte para su regreso u otros documentos de identificación".

La Sala de lo Constitucional emitió la medida cautelar como parte de un seguimiento de amparo interpuesto meses atrás por salvadoreños varados en el exterior, mismo que obligó al gobierno central a realizar el plan de repatriación para traer a miles de compatriotas que habían quedado fuera por las restricciones de viajes.

Los magistrados de la Sala advirtieron que las autoridades "tienen prohibido replicar el contenido de las decisiones referidas" y en caso de hacerlo, "las mismas no surtirán ningún efecto jurídico mientras dure la vigencia de la medida cautelar". (ITV).