LOS HIJOS DE REGIMIENTO

LOS HIJOS DE REGIMIENTO

🔸️ LOS HIJOS DE REGIMIENTO.

Durante la Segunda Guerra Mundial, a los niños soviéticos que eran adoptados por los soldados del Ejército Rojo se los llamaba "pupilos". El término "Hijos del Regimiento" (Сын полка)
comenzó a utilizarse después de que Valentin Kataev publicara su novela ‘Syn Polka’ (Hijo del Regimiento) en el año 1945, que narraba la historia del pequeño Vanya Solntsev, que al quedar huérfano deambuló completamente solo por dos años, siendo encontrado por una unidad de exploradores soviéticos que procedió a adoptarlo.

Pero... ¿quiénes eran estos niños? Como pueden imaginarse, eran niños huérfanos adoptados por comandantes del Ejército Rojo, algo muy distinto a los niños soldados de sus contrapartes germanas, tan comunes en los últimos meses de la guerra.

La guerra entre soviéticos y alemanes tuvo una magnitud que los libros no pueden reflejar en su total dimensión. El ensañamiento hacia la población, la obstinación de los defensores y la táctica de tierra quemada, condujo a que no sólo miles de aldeas rusas desaparecieran o que miembros de una familia murieran a causa de la guerra, sino que también muchos niños quedaran huérfanos.

Si bien hubo un programa para llevar a los niños lejos del frente de batalla, hacia una zona segura (algo así como hicieron los británicos durante el blitz), muchos intentaron sobrevivir… luchando.

Por regla general, solamente el comandante de compañía o de un regimiento eran conocedores de la ‘adopción’, ya que los escalones superiores prohibían estas acciones. La mayoría de los niños eran menores de 15 años, y si bien cumplían labores en retaguardia, otros tantos combatieron en primera línea, como exploradores u observadores; esta última función realizada especialmente para dirigir el fuego de la artillería.

Hubo muchos niños que se hicieron famosos, entre ellos Sergei Aleshkov (que con 6 años se presume el soldado más jóven de la Segunda Guerra Mundial), Ivan Surzhikov, conocido como el “ruiseñor de Rusia" y Pabel Grechikhin, quien combatió en Kursk con la unidad antitanque que lo había adoptado, Viktor Ivanov y otros tantos más.
Aunque a finales de 1943 se emitió una orden que dispuso retirar del campo de batalla a los "hijos del regimiento", muchos terminaron la contienda luchando.

El Archivo Central del Ministerio de Defensa de la Federación Rusa, indica que durante la Segunda Guerra Mundial sirvieron en el Ejército Soviético alrededor de 3.500 jóvenes soldados con edad menor a los 16 años; todos ellos debidamente registrados con nombre completo, grado y unidad en la que fueron adscritos, teniendo así todos los derechos y obligaciones de un soldado regular.

Pero con certeza, miles de niños más quedaron en el anonimato, ya que, como se dijo, los comandantes a menudo no declaraban la presencia de un niño en su unidad.

GENERAL INVIERNO.

En la foto vemos a Valdemar Pilain (1926-2004).
Miembro del 677° Regimiento de Artillería Ligera, de la 229° División de Infantería, del 20° Ejército del Frente Occidental.

Sirvió en el Ejército Rojo desde el 25/07/1941, fue herido en ese año, continuó sirviendo en la 200° División de Infantería, se convirtió en artillero de un cañón de 45 mm, recibió la medalla "Por Coraje" (20/03/1943), Órdenes de Gloria (26/07/1944) y Krasnaya Zvezda (04/08/1944).