Médicos, en alerta ante la hepatitis infantil aguda

Médicos, en alerta ante la hepatitis infantil aguda

Médicos salvadoreños están alertas ante la posible llegada de la hepatitis aguda infantil de origen desconocido que mantiene vigilante a la Organización Mundial de la Salud (OMS) desde que el Reino Unido le notificó los primeros 10 casos, el 5 de abril pasado. Para el organismo, es un tema "muy urgente" al que están dando "prioridad absoluta".

Hasta el 21 de abril, la OMS notificó 169 casos de hepatitis aguda en 11 países: Reino Unido, España, Israel, Estados Unidos, Dinamarca, Países Bajos, Italia, Noruega, Francia, Rumania y Bélgica. Para el martes 26, los casos ya habían subido a 190 en al menos una docena de países, según el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC). Además, medios costarricenses han reportado un caso sospechoso el 25 de abril.

Pero en el país, la Asociación de Pediatría de El Salvador (ASOPEDES) no ha detectado por el momento este padecimiento y aunque la gremial no quiere despertar alarmas de forma prematura, reconoció que El Salvador, como cualquier otra nación, corre el riesgo de enfrentarse a esta enfermedad, que por el momento ha atacado a niñez de entre el mes de nacida y los 16 años, ocasionado cuatro muertes.

"No tenemos realmente un caso detectado en nuestro país (...). Yo no quisiera que la gente se alarmara en este tema, creo que el tema esta muy prematuro", dijo ayer el doctor Roberto Zablah, miembro de ASOPEDES. Sin embargo, indicó que existe la posibilidad de que esta hepatitis aguda también llegue al país, aunque por ahora los índices de la enfermedad se mantienen normales.

"Por supuesto que estamos en riesgo de eso, acuérdese que la migración de nuestra gente es enorme, especialmente en Estados Unidos, en Europa", puntualizó el gastroenterólogo pediatra.

Por su parte, el epidemiólogo Alfonso Rosales sostuvo que el Gobierno salvadoreño ya debería estar alerta.

"Ya tendría que haber activado su sistema de vigilancia para empezar a ver que no existan brotes en El Salvador y cuando existan, identificarlos tempranamente para evitar que esta enfermedad se vaya diseminando", apuntó.

El doctor Zablah también explicó que se debe informar a la población sobre la posibilidad de que exista un brote de esta hepatitis. "Habrá que trabajar también en hacer recomendaciones suficientes como para no alarmar de manera catastrófica a los padres", dijo.

Ambos médicos coincidieron en que la población debe seguir las recomendaciones brindadas hasta ahora por la OMS y seguir de cerca cualquier hallazgo que arrojen las investigaciones que se están realizando para identificar el origen de la enfermedad.

La OMS ha recomendado a sus Estados miembro que "identifiquen, investiguen y notifiquen casos potenciales que se ajusten a la definición del caso". A la población aconseja medidas de prevención comunes como lavarse las manos y cubrirse al toser.

 

Casos.  La Asociación de Pediatría aseguró que hasta ahora no han registrados casos de hepatitis aguda infantil en el país.

vía:LPG