Mesa de Protección a Periodistas denuncia más límites al derecho de información ciudadana

Mesa de Protección a Periodistas denuncia más límites al derecho de información ciudadana

La Mesa de Protección a Periodistas se pronunció en conferencia de prensa luego de conocerse las reformas aprobadas ayer en la Asamblea Legislativa, a la Ley de Proscripción de  Maras y Pandillas y al Código Penal. 

César Fagoaga, de la Asociación de Periodistas de El Salvador, APES, dijo que estas reformas forman parte de una ley mordaza, ya que se busca censurar a los medios de comunicación, a los investigadores y a la población en general.

Para la Mesa de Protección a Periodistas, prohibir al periodismo reportar la realidad que viven miles de personas que habitan en comunidades, controladas por pandillas, no surtirá ningún efecto. Lo que el país demanda son políticas públicas que vayan enfocadas a atacar la raíz de los problemas, generados por esta violencia. 

César Fagoaga, en representación de la APES, explica que esta semana se han visto casos donde a los periodistas se les ha obligado a borrar el material, “esto es indignante, ya que se bloquea el derecho a la verdad”.

Por su parte el representante de la UCA en la Mesa, Serafín Valencia, señaló que lo aprobado en el Legislativo es un tipo de censura previa.

La Mesa advierte que con este tipo de legislación las violaciones y ataques a la prensa podrían incrementarse. Según las organizaciones que la integran, en el país se están perdiendo las garantías constitucionales para hacer periodismo, un pilar fundamental de toda democracia. Además, señalan que es preocupante que desde el Estado se proteja delincuentes y se vulnere el derecho a la información. 

Las agresiones a la prensa han venido incrementándose desde que Nayib Bukele llegó al poder. En 2019 se reportaron 77 agresiones; en 2020 se registraron 125; en 2021 se contabilizaron 219 y en lo que va del 2022, 30 agresiones. 

La Mesa de Protección a Periodistas está integrada por la Asociación de Periodistas de El Salvador, APES, ARPAS, UCA, FESPAD, el Colectivo de Mujeres Periodistas y la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos, PDDH.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Image