Muere salvadoreña cuando presuntamente intentaba huir de redada

Muere salvadoreña cuando presuntamente intentaba huir de redada

Una migrante salvadoreña murió la madrugada de ayer al caer del décimo piso del hotel Yamallel, ubicado en el centro de Monterrey, cuando presuntamente trataba de evitar ser detenida durante una redada del Instituto Nacional de Migración (INM) y Fuerza Civil de Nuevo León.

De acuerdo con el informe oficial, a las 2:37 de la madrugada se recibió el reporte de que la mujer había perecido en dicho establecimiento, ubicado en el cruce de las calles Zaragoza y Arteaga.

La Agencia Estatal de Investigaciones detalló que al acudir su personal encontró muerta en la terraza del tercer nivel a Yenifer Flores, de entre 25 y 30 años, originaria de El Salvador.

Según la indagatoria inicial y la versión de los empleados del hotel, cerca de las 0:30 horas arribaron miembros del INM y Fuerza Civil, quienes portaban una orden de revisión en busca de indocumentados hospedados en ese inmueble.

 Luego de inspeccionar varias habitaciones, las autoridades localizaron a un grupo de extranjeros procedentes de Nicaragua, El Salvador y Cuba (hasta la noche del martes no se había precisado el número).
 

Cuando llegaron al cuarto 1003, los encargados de la diligencia pidieron a los trabajadores del hotel que abrieran la puerta, la cual estaba cerrada por dentro, por lo cual los de migración la forzaron.

Al entrar, se percataron de que no había nadie, pero la ventana estaba abierta, por lo que se asomaron y se dieron cuenta de que había una mujer en la terraza del tercer piso.

De inmediato se solicitó el auxilio de la Cruz Roja; paramédicos revisaron a la chica, quien ya no presentaba signos vitales.

 

Agentes ministeriales iniciaron las indagatorias y descubrieron que la joven se había registrado con el nombre de Yenifer Flores e iba con tres menores de edad.

Las autoridades presumen que cuando ella se enteró de la operación sacó a sus acompañantes del cuarto e intentó escapar por el balcón. Aún no se aclara si cayó accidentalmente o decidió lanzarse.

La joven, quien sufrió múltiples fracturas, era de tez morena, complexión delgada, 1.65 metros de estatura y cabello largo castaño. Vestía blusa rosa con letras blancas, un short de licra negra y tenis grises.

 

 

 

 

 

Tazas-personalizadas.jpg