Régimen de excepción ha servido para opacar fracaso del Plan Control Territorial, dice FESPAD

Régimen de excepción ha servido para opacar fracaso del Plan Control Territorial, dice FESPAD

La Asamblea Legislativa aprobó en la noche del martes 19 de julio una cuarta prórroga al régimen de excepción en El Salvador para limitar ciertas garantías constitucionales. Ante esto, el abogado Héctor Carrillo de la Fundación de Estudios para la Aplicación del Derecho (FESPAD) señaló las vulneraciones que se han realizado a personas detenidas de forma arbitraria y las vulneraciones a los derechos humanos realizadas desde el Estado. 

Para el abogado, la prórroga en la aplicación de las medidas tendrá mayores consecuencias para el estado de los derechos humanos en El Salvador, debido a que existen cientos de denuncias por vulneraciones. "El régimen de excepción se debe decretar para proteger los derechos fundamentales de la población, es decir, es una limitación de derechos a favor de la protección de derechos, pero, si esto no se hace de manera adecuada, puede terminar siendo una situación que propicie la vulneración de derechos, como hemos visto que ha sucedido a raíz de las múltiples denuncias que hay de detenciones arbitrarias", declaró Carrillo en sus valoraciones durante la entrevista radial de YSUCA

El representante de la organización indicó que, si bien hubo una situación excepcional en las condiciones de seguridad, no se ha contado con verdaderas medidas o políticas de Estado para combatir la inseguridad en el país. "Consideramos que ha sido instrumentalizado el régimen de excepción para opacar el fracaso de las acciones impulsadas por el gobierno, en el marco del denominado Plan Control Territorial, que se le atribuyó en gran medida la reducción de homicidios, pero abruptamente volvieron a dispararse, entonces por ahí hay algo que no funcionó en esas acciones del Estado y el régimen de excepción fue para evitar que la atención pública se centrase en el fracaso de esas medidas", apuntó.

Durante la entrevista, Carrillo señaló que las capturas arbitrarias han generado afectaciones directas a los ciudadanos y sus familiares, esto debido a las denuncias por las vulneraciones en temas de salud, integridad física y formas en las que se han realizado las capturas.   

"Consideramos que es necesario combatir la criminalidad, pero guardando los derechos de la ciudadanía. No podemos permitir que el ciudadano honrado o la ciudadana honrada se vean afectados por una medida que se supone que debe combatir los hechos criminales. Es un factor de preocupación, el que no exista el debido control y la aplicación debida del régimen de excepción", expresó el abogado de la organización.

"Desde FESPAD no tenemos ningún problema en apoyar ninguna acción gubernamental que coincida con los fines constitucionales, que estén marcados en la Constitución de la República, que estén enmarcados en el centro la dignidad de las personas, que contribuya a la generación de la paz y al fortalecimiento de la democracia", recalcó Carrillo sobre las acciones que se realizan desde la institución.

El martes, previo a la sesión plenaria en la que se aprobó la cuarta prórroga del régimen de excepción, las autoridades del gabinete de Seguridad, en datos oficiales, contabilizaron más de 46 mil personas detenidas desde el pasado 27 de marzo, luego de que se reportara un alza repentina en los homicidios en El Salvador.

Organismos de derechos humanos y la comunidad internacional han condenado las medidas del Estado en el régimen de excepción, que ha estado plagado de al menos 3,000 denuncias de atropellos a los derechos humanos, detenciones arbitrarias, torturas y al menos 63 muertes en centros penales.

 

El martes, previo a la sesión plenaria en la que se aprobó la cuarta prórroga del régimen de excepción, las autoridades del gabinete de Seguridad, en datos oficiales, contabilizaron más de 46 mil personas detenidas desde el pasado 27 de marzo, luego de que se reportara un alza repentina en los homicidios en El Salvador. Foto LPG/Archivo.

vía:LPG