Temen subregistro de covid por limitado acceso a pruebas

Temen subregistro de covid por limitado acceso a pruebas

Médicos que laboran en el Ministerio de Salud (MINSAL) y el Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS) advirtieron ayer que hay un limitado acceso a pruebas para identificar covid-19 y esto podría provocar un subregistro de casos en plena sexta ola de contagios.

Voceros del Movimiento por la Salud "Dr. Salvador Allende" (ALAMES El Salvador) y del Sindicato de Médicos Trabajadores del ISSS (SIMETRISSS) coincidieron, por separado, que las pruebas se están reservando para los cuadros graves, que requieren hospitalización, mientras que los leves no tienen acceso a ellas, corriendo el riesgo de que entre ellos se encuentre un contagio del SARS-CoV-2.

Un vocero de ALAMES explicó que en los establecimientos del MINSAL no se están realizando las suficientes pruebas PCR para detectar la enfermedad, incluyendo los tamizajes comunitarios.

"A la gente que está pasando consulta en primer nivel no se le está haciendo pruebas, se les está dando tres días de incapacidad por rinofaringitis o faringitis viral. Por lo menos de lo que empezamos a ver el incremento de casos y el reporte de la sexta ola de covid, van unos 20 días sin pruebas e incluso a los médicos no se les está haciendo", dijo. Si los usuarios llegan al hospital en "estado complicado", se les hacen las pruebas PCR para permitir el ingreso.

"En el caso del covid-19, los síntomas son específicos y siempre se necesita la prueba para poder hacer un diagnóstico confirmatorio. Por ejemplo, los síntomas de influenza H1N1 o influenza A se parecen a los del covid, entonces esto sí está causando el subregistro", agregó.

Una situación similar ocurre en el ISSS, donde se reservan las pruebas solo para los cuadros que requieren hospitalización. "Las pruebas de antígenos, que son las pruebas rápidas, no se hacen para pacientes leves, solo se hace para pacientes que van a ingresarse, ya sea este un paciente moderado o grave. Solo para ellos se están haciendo las pruebas rápidas, para los leves no se están haciendo", explicó el doctor Rafael Aguirre, secretario general del SIMETRISSS.

Los pacientes leves se diagnostican por los síntomas que presentan y la frecuencia, agregó el médico del ISSS. En algunos casos se clasifican como sospechas de covid-19, pero en otras "simplemente rinofaringitis o catarro común", agregó. Por eso, advirtió, el limitado acceso a las pruebas impediría identificar todos los casos de coronavirus que estarían llegando a los griparios del ISSS. "El gran problema de la falta de pruebas es que siempre va a llevar un subregistro", dijo.

Esta no es la primera vez que el personal sanitario del sector público e ISSS señala su preocupación por el subregistro de contagios. También se mencionó en enero, cuando los griparios -en niveles incluso mayores que ahora- se saturaron de pacientes con padecimientos respiratorios, coincidiendo con la aparición de la variante ómicron. Documentos oficiales del Seguro Social, confirmados por fuentes internas de la institución, revelaron en ese momento que la entidad no admitía como casos confirmados de covid-19 a los pacientes que presentaban pruebas rápidas positivas y los catalogaba como sospechosos. El SIMETRISSS afirmó ayer que esta práctica ya se abandonó y ahora sí se clasifican como casos de covid-19.

Sin embargo, hay reportes que el MINSAL no reconoce como confirmados a los pacientes que presentan una prueba de antígenos positiva. Dos personas que se contagiaron con la enfermedad en la última semana afirmaron a LA PRENSA GRÁFICA que sus constancias de incapacidad se emitieron bajo la categoría "sospecha de covid-19", a pesar de que tenían una prueba rápida positiva. "Casi me decían 'porque sí'. Solo me dijeron que la PCR no deja abierta la posibilidad de que no sea covid-19", relató uno de los pacientes sobre la respuesta que recibió en el Sistema de Emergencias Médicas (SEM).

Por el momento, no hay cifras oficiales sobre la evolución de la sexta ola. El gobierno dejó de actualizar la página covid19.gob.sv a finales de agosto y aunque a mediados de septiembre incluyó datos semanales en el boletín epidemiológico, este no se ha publicado desde la primera semana de noviembre, cuando se reportaron 411 contagios, casi el triple de la semana anterior.

 

 

Contagios. El gobierno se ha negado a admitir que el país está en una sexta ola de contagios y prefiere llamarlo un comportamiento

 

 

Vía: LPG