Avión de la DEA llega este jueves a Honduras para extraditar a Juan Orlando Hernández

Avión de la DEA llega este jueves a Honduras para extraditar a Juan Orlando Hernández

Un avión de la Administración de Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) llegará este jueves a Honduras para trasladar a Estados Unidos al expresidente Juan Orlando Hernández, donde enfrentará un juicio por narcotráfico y posesión de armas, informó el miércoles un asesor de la presidencia.

Hernández, un conservador y exaliado de Estados Unidos que gobernó Honduras entre 2014 y 2020, se encuentra detenido en una base policial en Tegucigalpa a la espera de su extradición autorizada por la Corte Suprema de Justicia de la nación centroamericana a solicitud de Washington.

El asesor presidencial y exmandatario Manuel Zelaya detalló al canal de televisión HCH:

Avión de la DEA llega este jueves a Honduras para extraditar a Juan Orlando Hernández

“El avión de la DEA aterriza mañana (jueves) a las siete de la mañana en el aeropuerto internacional Toncontín para la extradición del expresidente Juan Orlando Hernández”.

Las imputaciones al exgobernante de 53 años están basadas, en su mayoría, en declaraciones de narcotraficantes hondureños durante un juicio a un hermano suyo en la nación norteamericana. Hernández asegura que las acusaciones son una venganza por combatir el narcotráfico en su país.

A mediados de febrero, poco después de que la izquierdista Xiomara Castro asumiera el poder, Hernández fue arrestado acusado de conspirar para fabricar y exportar drogas a Estados Unidos y de usar o portar armas de fuego o instigar a que grupos criminales las usen.

En imágenes en vivo mostradas en la televisión nacional, los oficiales de policía le dieron a Hernández un chaleco antibalas y le colocaron una cadena entre las muñecas y los tobillos esposados ​​antes de llevarlo a una base cercana de las fuerzas especiales de la policía en Tegucigalpa, la capital.

De acuerdo con un documento visto por Reuters en el marco de la detención, Hernández era parte de una operación para recibir toneladas de cocaína de Colombia y Venezuela, que iban a ser enviadas a Estados Unidos.

 

 

Imagen