China arresta a más de 1.100 personas por lavar criptomonedas.

China arresta a más de 1.100 personas por lavar criptomonedas.

Las autoridades chinas arrestaron a más de 1.100 personas por cargos de lavado de criptomonedas. La medida es una de las acciones del Gobierno chino para tomar medidas enérgicas contra el fraude que involucra criptoactivo, según el Ministerio de Seguridad Pública del país. La operación tuvo como objetivo alrededor de 170 pandillas de diferentes áreas del territorio chino.

Recientemente, el presidente chino, Xi Jinping, pidió un enfoque especial en la represión de fraude y delitos financieros, el detonante de esto fue un importante fraude de telecomunicaciones, descubierto el año pasado. En ese momento, las autoridades descubrieron decenas de miles de estafas financieras. Por lo tanto, el esquema de lavado de Bitcoin es solo una de las acciones tomadas por el gobierno chino para prevenir este y otros fraudes.

Según las autoridades chinas, en este caso, el problema no son necesariamente las criptomonedas, sino los delitos financieros, el fraude en los sectores de telecomunicaciones y crédito. En cambio, las autoridades se han centrado en un esquema que utiliza este tipo de activos para el lavado de dinero, principalmente dirigido a evitar la aplicación de una ley china que permite la interceptación de dinero antes de que sea depositado en los bancos.

Sin embargo, China ha actuado fuertemente en represión de criptoactivos en su conjunto, en mayo, el gobierno anunció la necesidad de "tomar medidas enérgicas contra el comportamiento de la minería y el comercio de Bitcoin". Luego prohibió a los bancos que operan en el país utilizar la criptografía, citando como motivación la protección del sistema financiero chino y, como beneficio adicional, la represión de los delitos financieros.

En ese momento, el anuncio provocó que el valor de las criptomonedas cayera en picado inmediatamente en miles de dólares. Sin embargo, algunos movimientos del mercado y, más recientemente, el anuncio de El Salvador, que se convirtió en la primera nación soberana en aceptar Bitcoins como moneda, llevaron los valores de los criptoactivos al mismo nivel que estaban antes del anuncio del Ministerio de Seguridad Pública de China.