El régimen acusa al medio, el último impreso, de "defraudación aduanera" y "lavado de dinero".

El régimen acusa al medio, el último impreso, de "defraudación aduanera" y "lavado de dinero".

La policía de Nicaragua ocupó el viernes las instalaciones del diario La Prensa y anunció una investigación en su contra por supuestos delitos de "defraudación aduanera y lavado de dinero, bienes y activos en perjuicio del Estado y la sociedad nicaragüense".

El diario —el más antiguo del país y de perfil abiertamente crítico al gobierno de Daniel Ortega— publicó videos donde se observan varios policías en el estacionamiento de la empresa. La Prensa había reportado el jueves la retención de casi 100 toneladas de papel por parte de la aduana, lo que lo obligó a suspender su edición impresa a partir de ayer.

La policía informó más tarde en un comunicado que inició una investigación al medio por los supuestos delitos de "defraudación aduanera, lavado de dinero y activos". "A mediodía la policía se tomó La Prensa, cerraron los portones y no dejan entrar ni salir a nadie", dijo a la AP el periodista Eduardo Cruz, quien llegaba a su lugar de trabajo al momento de la intervención policial.

El jefe de información, Fabián Medina, que estaba dentro del edificio, dijo vía Twitter que los agentes policiales "buscaban papel" que se utiliza para imprimir el diario. La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) condenó "la actitud hostil y antilibertad de prensa del gobierno de Ortega, quien apuesta a la asfixia económica y a los continuos ataques contra periodistas y medios de comunicación".