Fallece Hugo Torres, preso político de Ortega y Murillo en Nicaragua

Fallece Hugo Torres, preso político de Ortega y Murillo en Nicaragua

El exguerrillero Hugo Torres Jiménez, general de brigada en retiro y preso político por órdenes de Daniel Ortega y Rosario Murillo desde junio de 2021, falleció a los 73 años de edad, tras más de dos meses en los que la dictadura mantuvo oculto su paradero físico y condición de salud.

En 1974, el exguerrillero arriesgó su vida en un operativo para liberar a un grupo de presos políticos de la dictadura somocista, entre ellos Ortega, quien ordenó encarcelarlo durante el día más feroz de la cacería política contra la oposición nicaragüense, que sumó cuatro nuevos reos de conciencia en la jornada del 13 de junio de 2021.

El periodista Carlos F. Chamorro, director de CONFIDENCIAL, publicó en su cuenta de Twitter que fuentes vinculadas a Unión Democrática Renovadora (Unamos), de la que Torres era miembro, revelaron que el general en retiro falleció este 12 de febrero, y recordó que desde mediados de diciembre se desconocía el paradero de Hugo Torres en la cárcel El Chipote, donde estaba enfermo de gravedad.

Los hijos de Torres confirmaron su fallecimiento y agredecieron la solidaridad expresada por la partida de su padre. Agregaron que por voluntad del exguerrillero no celebrarán honras fúnebres ni ceremonias públicas y que más adelante darán a conocer más detalles relacionadas a su muerte.

El 13 de junio de 2021, durante una de las jornadas de l a cacería política del régimen de Ortega y Murillo contra los integrantes de Unamos, la Policía arrestó al exguerrillero sandinista, aproximadamente a las dos de la tarde, luego de allanar su vivienda, en Managua.

“Tengo 73 años de edad. Nunca pensé que en esta etapa de mi vida iba a estar luchando de forma cívica y pacífica contra una nueva dictadura”, dijo Torres en un video grabado antes de su arresto. “Estos son zarpazos desesperados de un régimen que se siente moribundo, que no tiene asidero legal, que no tiene justificación como para permanecer en el poder”, agregó.

El comunicado de la Policía alegó que Torres fue detenido para ser investigado por “actos que menoscaban la independencia, al soberanía y la autodeterminación”, basados en la Ley 1055 o “Ley de Soberanía”, aprobada por el régimen en diciembre de 2020.

Hugo Torres, desaparecido desde diciembre de 2021

A principios de enero, en un artículo publicado en CONFIDENCIAL, la también disidente del FSLN (tras denunciar el pacto de Daniel Ortega y Arnoldo Alemán a finales de los noventa) y comandante guerrillera, Mónica Baltodano, reveló que “es público que el 17 de diciembre de 2021, Hugo Torres fue sacado de la celda que compartía con otros prisioneros en El Chipote; que durante las últimas semanas había enfermado rápidamente y que sus compañeros tuvieron que auxiliarlo varias veces, porque, por el grado de inflamación de sus piernas, casi no podía moverse por sí mismo. Fue atendido por médicos del penal, pero no lograron aliviar su situación”.

Baltodano agregó que Torres “sufrió un largo desmayo” ese 17 de diciembre y “de su celda fue sacado con rumbo desconocido”.

Participó en dos operaciones históricas del FSLN

Torres nació en 1948, en El Espino, Madriz, aunque “a los cinco años su familia se trasladó a León, ciudad donde vivió y estudió, por lo cual siempre se ha considerado leonés”, escribió sobre él Baltodano, quien en los últimos años, se ha dedicado a la labor de documentar las memorias de la lucha sandinista.

“En 1971 se incorporó al FSLN y en julio de 1974, sin concluir sus estudios de Derecho, pasó a la clandestinidad. De inmediato recibió una escuela de preparación política militar en la finca “El Panamá”, del colaborador sandinista Yico Sánchez, en Jinotepe, Carazo”, escribió Baltodano.

Continuó: “Al ser escogido para integrar el Comando “Juan José Quezada”, pasó meses recluido y entrenando hasta que ejecutaron la operación Diciembre Victorioso, en la que secuestraron a funcionarios del Gobierno somocista que asistían a una fiesta en la casa de Chema Castillo. El comando exigió la liberación de los presos políticos de entonces. Lograron sus objetivos en menos de 48 horas. Luego, volaron a La Habana con los militantes políticos rescatados, entre ellos Daniel Ortega, su verdugo y actual presidente ilegítimo de Nicaragua”.

A finales de 1976, agregó Baltodano, Torres participó en varios combates defensivos, y a mediados de 1978 fue seleccionado para integrar el Comando “Rigoberto López Pérez”, que realizó la Operación Muerte al Somocismo o asalto al Palacio Nacional, “otra acción espectacular que permitió la liberación de más de sesenta presos políticos”, calificó Baltodano. Torres fue el segundo jefe de la operación, en la que también participó Dora María Téllez, igualmente hoy presa política condenada por el régimen.

“Hugo es el único que intervino en las dos operaciones comando más grandiosas efectuadas por el FSLN”, destacó Baltodano, para agregar que al triunfo de la revolución fue distinguido con el grado honorífico de comandante guerrillero y nombrado viceministro del Interior.

Torres “fue miembro de la Asamblea Sandinista hasta 1990 y responsable de la formación política de los soldados y oficiales como jefe de la Dirección Política del EPS. En el Ejército Nacional obtuvo el grado de general de brigada, con el que pasó a retiro a mediados de los 90”, recordó la comandante guerrillera e historiadora.

“Desde su reincorporación a la vida civil, Hugo expresó sus críticas a la conducción partidaria, entonces dominada por Daniel Ortega y encaminada rápidamente al pacto con el derechista Arnoldo Alemán. Nosotros recordamos a Hugo –escribió Baltodano– en los días cuando se relacionó con los grupos críticos al naciente orteguismo, expresando su preocupación por la deriva autoritaria y los riesgos que significaba para la democracia en Nicaragua”. 

 

confidencial.com.ni