GUATEMALTECO DE 27 AÑOS PIERDE SUS DOS EXTREMIDADES EN SU BÚSQUEDA POR EL "SUEÑO AMERICANO"

 GUATEMALTECO DE 27 AÑOS PIERDE SUS DOS EXTREMIDADES EN SU BÚSQUEDA POR EL "SUEÑO AMERICANO"

GUATEMALTECO DE 27 AÑOS PIERDE SUS DOS EXTREMIDADES EN SU BÚSQUEDA POR EL "SUEÑO AMERICANO"

El Consulado de Guatemala en Del Río, Texas confirmó el trágico accidente.
 
El guatemalteco, quien pidió no ser identificado, salió de Guatemala el pasado 5 de septiembre con el deseo de llegar a Estados Unidos y reunirse con familiares que le ayudarán a conseguir un trabajo para mejorar su condición económica y la de su familia que había dejado atrás.
 
La pandemia en Guatemala lo había dejado sin empleo, sin comida y sin oportunidades de mejorar.
 
Después de atravesar México con un grupo de migrantes, se encontraron de frente a las turbulentas aguas del Río Bravo conocido como el “Bravo del Norte”, que a simple vista luce aquietado, pero no es de fiar cientos han perdido la vida al intentar cruzarlo.
 
El grupo se atrevió a introducirse en sus aguas, aquí no importa que sepas nadar, la aventura tiene que ver más con las corrientes del agua y del destino. Después de un primer intento lograron llegar a tierras tejanas cuando fueron sorprendidos por la Patrulla Fronteriza.
 
El guatemalteco fue deportado de forma expréss a México en donde esperó para un segundo intento que días después terminó de la misma forma.
 
Pero la tercera era la segura, afirmó. Su propósito de llegar a Estados Unidos para poder trabajar y mejorar las condiciones de su esposa y dos hijos era su objetivo.
Así que nuevamente realizó el intento de cruzar en horas de la noche y está vez logra avanzar y adentrarse en alguna parte de Laredo, Texas.
 
Allí esperó hasta que un tren apareció en medio de la oscuridad, el cual decidió trepar para poder avanzar y no ser detectado por la Patrulla Fronteriza, pero un mal movimiento y no haberse sujetado bien terminó en una trágica noche.
 
El joven de 27 años recuerda que sentía dolor en sus extremidades, tomó su teléfono celular con el cual trataba de que la luz fuera la guía para los rescatistas, quienes lo encontraron por patrullajes aéreos que realizan en la zona.
 
El guatemalteco fue trasladado a un hospital en Texas en donde le amputaron sus dos piernas debido a la gravedad de las heridas.
 
El Consulado de Guatemala en Del Río Texas fue notificado del accidente, y fueron los diplomáticos quienes le dieron la mala noticia a la familia en Guatemala.
 
A través de varias gestiones consulares, la Agencia de Inmigración y Aduanas (ICE) decidió que a consecuencia de la gravedad del accidente, el guatemalteco podía quedarse en Estados Unidos y ser reunificado con sus familiares. (El Grafico de Oriente).