La Arquidiócesis de Nueva Orleans calificó la vacuna de Johnson & Johnson como «moralmente comprometida»

La Arquidiócesis de Nueva Orleans calificó la vacuna de Johnson & Johnson como «moralmente comprometida»

Mientras los funcionarios y los expertos en salud están en la carrera para vacunar a los estadounidenses contra el covid-19, algunos obispos católicos han intervenido para disuadir a los miembros de la Iglesia de ponerse la vacuna recientemente aprobada de solo una dosis de Johnson & Johnson.

La Conferencia de Obispos Católicos de EE. UU., así como al menos otras 6 diócesis de todo el país, han publicado declaraciones que expresan «preocupaciones morales» por la vacuna debido al uso de células cultivadas en laboratorio que descienden de células extraídas del tejido de fetos abortados en la década de 1980.

La vacuna es la tercera que se autoriza en Estados Unidos. A diferencia de sus predecesores, de Pfizer/BioNTech y Moderna, la vacuna Johnson & Johnson requiere solo una inyección y se puede mantener a temperaturas normales de refrigerador, lo que facilita su transporte.

Johnson & Johnson utilizó la línea de células fetales porque es «un estándar industrial bien estudiado para la producción segura y confiable de vacunas de vectores virales», dijo Lawler.

La Arquidiócesis de Nueva Orleans calificó la vacuna de Johnson & Johnson como «moralmente comprometida» en un comunicado la semana pasada, y las diócesis de Baton Rouge, Nueva Orleans y Burlington, Vermont, han emitido declaraciones que expresan su preocupación por la vacuna.