La ciudad mexicana de Caborca, ubicada en el estado de Sonora, al noroeste del país, vivió horas de terro

La ciudad mexicana de Caborca, ubicada en el estado de Sonora, al noroeste del país, vivió horas de terro

La ciudad mexicana de Caborca, ubicada en el estado de Sonora, al noroeste del país, vivió horas de terror, luego de que un convoy de sicarios irrumpiera en la localidad y realizara balaceras, dejando un saldo de dos muertos y varias personas secuestradas.

El hecho ocurrió entre la noche del martes 15 de febrero y la madrugada del 16, cuando los sicarios, armados y encapuchados, llegaron a la ciudad a bordo de varias camionetas y comenzaron a disparar contra algunos domicilios y automóviles.

Las acciones delictivas se extendieron durante al menos seis horas, en las que se escucharon detonaciones de armas de fuego de grueso calibre, afectando viviendas y vehículosreseñó el medio mexicano Sin Embargo.

"Nos sentimos muy consternados por los hechos violentos que vivimos los caborquenses la madrugada de este miércoles, donde lamentablemente hubo pérdidas humanas y jóvenes desaparecidos", expresó el alcalde de Caborca, Abraham Mier, a través de su cuenta en Facebook.

En la publicación reconoció que estas acciones "rebasaron el nivel de respuesta de las corporaciones policiacas" y que no fueron capaces "de prevenir estos lamentables hechos".

Secuestro del hijo de un periodista

Mier detalló que ante la Fiscalía General de Justicia del Estado de Sonora se reportó la desaparición, por secuestro, de cinco personas; aunque extraoficialmente se había informado de nueve.

Entre los secuestrados estuvo Sebastián Manríquez Verdugo, hijo del periodista Marco Antonio Manríquez Duarte, que fue raptado junto a su amigo Eduardo Uribe.

Según relató Manríquez Duarte, Sebastián y Eduardo, ambos de 23 años, fueron a comer juntos y por la tarde se quedaron en la casa del amigo. "A las 10 de la noche mi hijo habló con su mamá; le dijo que se quedaría a dormir en casa de Eduardo porque se escuchaban muchas balaceras. Mi esposa estuvo de acuerdo y le comentó que por seguridad era lo mejor", mencionó el periodista, citado por Proceso.

En la madrugada, cuando ya estaban dormidos, un comando de aproximadamente 20 personas armadas y encapuchadas, ingresó a la casa, despertaron a los jóvenes y se los llevaron.

"Creemos que lo más viable es que se trate de una confusión porque mi hijo y su amigo no tienen nada que ver con el crimen", dijo Manríquez Duarte.

En la mañana del jueves 17 de febrero, la Fiscalía de Sonora informó que Sebastián fue localizado "sano y salvo". Horas más tarde, se notificó la localización de Eduardo, también en buenas condiciones.

De acuerdo con la Fiscalía, hasta la tarde del jueves, además de estos dos jóvenes, se había localizado a otra persona y continuaban en la búsqueda de las dos restantes de las cinco que habían sido reportadas.

¿Qué agrupación irrumpió?

Hay varias versiones sobre cuál fue la agrupación delictiva que ingresó a la ciudad e hizo estos desmanes. Varios medios de comunicación publicaron que se trató de sicarios o un brazo armado del cártel de Sinaloa; sin embargo, también se apuntó a 'Los Pelones', un grupo que se originó a partir de esa organización.

En uno de los videos que circuló en las redes sociales, se observa a los hombres encapuchados y armados mientras cargan combustible en una estación de servicio. Ahí, quien graba expresa: "Puro pelones, viejones".

De acuerdo con SDP Noticias, 'Los Pelones' es una agrupación de sicarios que se formó en 2004 a partir de miembros del cártel de Sinaloa, en el estado de Guerrero.

La agrupación habría trabajado con el cártel del Golfo desde 2012; pero en 2020 se habrían deslindado de esa otra organización criminal.

El medio La Silla Rota también hace referencia a que en el norte de Sonora se vive una guerra entre los cárteles de Caborca y Sinaloa, agrupaciones que se disputan la zona, por su cercanía con EE.UU., estratégica para el tráfico de drogas, armas y personas.

Operativos

Luego de la balacera, se iniciaron operativos de seguridad coordinados entre corporaciones policiacas de los tres niveles de gobierno, informó Mier.

"Estos operativos continuarán y estaremos en comunicación directa con autoridades estatales y federales para garantizar la seguridad de los caborquenses", añadió el alcalde.

La Secretaría de Seguridad Pública de Sonora indicó que como resultado del operativo coordinado, se detuvo a tres personas y retuvieron cuatro vehículos, armas de fuego y cartuchos, que ya se dispusieron a la Fiscalía para las investigaciones.