La investigación en Reino Unido, muestra que dos fármacos reducen la mitad de muertes por COVID-19

La investigación en Reino Unido, muestra que dos fármacos reducen la mitad de muertes por COVID-19

Unos resultados de ensayo clínico divulgados este día en el Reino Unido, sugieren que la combinación de tocilizumab, que es usado para tratar la artritis reumatoide, junto con el medicamento corticoide como la dexametasona, puede reducir a casi la mitad las muertes en los pacientes más graves con COVID-19.

Ese efecto en la mortalidad se ha identificado en pacientes hospitalizados con hipoxia -déficit de oxígeno- e “inflamación significativa” que han necesitado ventilación mecánica invasiva, según un comunicado emitido por los responsables del ensayo Recovery, dirigido por la Universidad de Oxford.

En el caso de las personas ingresadas que solo han requerido un tratamiento con oxígeno no invasivo, las muertes decrecen en torno a un tercio tras el empleo de ambos fármacos. El mismo ensayo clínico a gran escala, que cuenta con la colaboración del sistema de salud público del Reino Unido, ya había detectado en junio que la dexametasona, una sustancia de bajo coste que reduce la inflamación, contribuye a salvar vidas entre los pacientes más graves de COVID-19.