Las calles vacías por las restricciones del coronavirus dificultan el trabajo de los espías, dice el jefe del MI5.

Las calles vacías por las restricciones del coronavirus dificultan el trabajo de los espías, dice el jefe del MI5.

La pandemia ha cambiado la forma en que trabajan millones de personas, y hasta los espías no están exentos.

Las calles casi vacías debido a que menos personas viajan al centro de las ciudades pueden dificultar que los espías británicos rastreen a los sospechosos, indicó el nuevo jefe del MI5, el servicio de seguridad nacional del Reino Unido.