Las mujeres prominentes temen las represalias

Las mujeres prominentes temen las represalias

El portavoz Mujahid enmarcó la toma de poder de los talibanes como una victoria sobre el imperialismo durante la conferencia de prensa, diciendo a los afganos: "Después de 20 años de lucha para despejar la ocupación, es nuestro derecho y nos sentimos honrados de haberlo conseguido".

Añadió que "los pensamientos, la ideología y las creencias" de los talibanes no habían cambiado desde los años 90, pero que había algunas diferencias en cuanto a la madurez, su experiencia y su visión.

Insistió en que "no habrá violencia contra las mujeres" en Afganistán, pero dijo que la comunidad internacional debe respetar los "valores fundamentales" de los talibanes.

Presionado sobre si las mujeres podrían ir a trabajar, dijo que los derechos de las mujeres se determinarían en el marco de la Sharia. "En todos los sectores de la sociedad, donde se las requiera, será dentro de este marco", indicó.

Sin embargo, estos pronunciamientos televisados no son suficientes, declaró a la CNN la política afgana y activista de los derechos de la mujer Fawzia Koofi.

Los talibanes "han emitido comunicados de prensa en los que afirman que no harán daño a la gente, especialmente a las mujeres", pero en la práctica su comportamiento ha sido diferente, "por lo que es muy difícil predecir lo que ocurrirá", dijo Koofi.

Explicó que ha oído hablar de combatientes talibanes en otras provincias que no permiten a las mujeres salir de casa si no llevan el burka o no tienen escolta masculina.

Afirmó que los talibanes deben difundir activamente el mensaje de su nueva dirección en lo que respecta a las mujeres.

"Tienen que demostrarlo en las provincias de Afganistán, tienen que dar ejemplos", afirmó. "Es fácil hacer declaraciones, pero la gente tiene que verlo en la práctica. La educación de las mujeres es importante, pero su participación política es igualmente importante".

A pesar de estas garantías parciales y de los primeros acercamientos del grupo a los medios de comunicación internacionales, los hogares de dos mujeres periodistas fueron visitados por miembros de los talibanes el domingo, dijo un contacto de las mujeres a CNN, añadiendo que ambas mujeres quedaron muy afectadas por los incidentes.

Según la fuente, una de las periodistas cuya casa fue visitada por los combatientes dijo: "Estoy muy preocupada por mi seguridad y la de mi familia".

Varias periodistas habrían recibido llamadas amenazantes de los talibanes, que han aumentado en los últimos días, añadió la fuente.

Una destacada periodista de Kabul dijo haber recibido una llamada amenazante de los talibanes, diciéndole que "vendrán pronto".

Tras la toma de Kabul por los talibanes, CNN habló el lunes con combatientes talibanes. Uno de ellos dijo que las mujeres periodistas podrían seguir ejerciendo su profesión siempre que se adhirieran a una serie de normas. Se espera que las periodistas lleven el niqab y no se relacionen con hombres fuera de su familia, señaló.

Desde la toma de posesión de los talibanes, el domingo, hay menos mujeres en las calles de Kabul.

Aunque en la capital afgana reina la tensión, especialmente entre las mujeres, algunas han seguido trabajando públicamente en los primeros días de gobierno talibán. El martes, Saad Mohseni, director de Moby Media Group, tuiteó una imagen de las "valientes periodistas femeninas que han salido esta mañana a Kabul".