“No queda nada de la ciudad”: las tropas rusas llegan al centro de Mariúpol, ciudad devastada por orden por Moscú

“No queda nada de la ciudad”: las tropas rusas llegan al centro de Mariúpol, ciudad devastada por orden por Moscú

"No queda nada del centro de la ciudad. No hay un pequeño pedazo de tierra en la ciudad que no tenga señales de guerra".

Así es como el alcalde de Mariúpol, Vadym Boichenko, describió a la BBC lo que está pasando en esa estratégica ciudad portuaria del sureste de Ucrania que ha estado durante dos semanas bajo el asedio de las tropas de Rusia.

Más del 80% de los edificios de viviendas están dañados o destruidos, y el 30% de ellos no podrán ser restaurados.

Este sábado han proseguido los combates en las calles de la devastada ciudad, lo que ha dificultado la labor de los equipos de emergencia que intentan rescatar a centenares de civiles que el pasado miércoles se encontraban refugiados en el Teatro Regional de Arte Dramático de la ciudad cuando este fue bombardeado.

Imágenes satelitales recientes muestran que el edificio sufrió daños severos por el ataque que las autoridades ucranianas atribuyen a las fuerzas rusas.

El alcalde Boichenko afirma que las fuerzas de Ucrania hacen todo lo posible para prevenir el acceso de más fuerzas rusas al interior de la ciudad.

A tres semanas de la invasión rusa, el presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, hizo un nuevo llamado para que haya conversaciones significativas de paz y seguridad "sin demora" con Moscú.

"Esta es la única oportunidad para que Rusia reduzca el daño de sus propios errores", dijo Zelensky en su discurso transmitido este pasado viernes.

Pero horas antes, en una gran concentración en un estadio en Moscú a la que asistieron obligados muchos empleados del gobierno, según pudo constatar la BBC, el presidente ruso Vladimir Putin pronunció un discurso que celebraba los avances en Ucrania.

 

Mariúpol

Al menos dos muertos en nuevos ataques nocturnos rusos en el este de Ucrania | | Europa DW | 18.03.2022vía:BBC