Petro designa a Iván Velásquez, abogado con una larga trayectoria contra la corrupción, como ministro de Defensa

Petro designa a Iván Velásquez, abogado con una larga trayectoria contra la corrupción, como ministro de Defensa

 Iván Velásquez Gómez, destacado por su larga trayectoria de lucha contra la corrupción en Colombia y Guatemala, será el ministro de Defensa del Gobierno de Gustavo Petro que asumirá este 7 de agosto.

Velásquez, nacido en Medellín en 1955 y abogado por la Universidad de Antioquia, tiene una larga trayectoria en el sistema judicial colombiano y como comisionado de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala.

Velásquez tiene el desafío de sacar a la Policía Nacional del Ministerio de Defensa, como propone el presidente electo, para que pase a ser un órgano civil y forme parte del Ministerio de Justicia o del Interior.

Las investigaciones contra Pablo Escobar en Medellín

Se dio a conocer en los años 90 como procurador de Antioquía, en el noroeste de Colombia, un área que fue el epicentro de la violencia desmedida del narcotraficante Pablo Escobar y de su organización delictiva, el cartel de Medellín. En ese cargo, lideró investigaciones contra Escobar y logró recaudar pruebas que desencadenaron la mayor crisis de seguridad de Colombia durante la presidencia de César Gaviria, al demostrar que la cárcel donde estaba confinado el famoso capo era un lugar lleno de lujos, violencia, sexo y corrupción.

Tras la fuga de Escobar de la cárcel La Catedral en 1992, Velásquez tuvo la tarea de tratar de gestionar la entrega del narcotraficante mediante una reunión con la esposa del capo. El encuentro desató amenazas y persecuciones en su contra.

Luego, en 1997, como director regional de Fiscalías de Medellín, inició una lucha frontal contra las llamadas autodefensas colombianas, grupos criminales paramilitares dedicados a perseguir a los grupos guerrilleros. Velásquez expuso el nexo de las autodefensas con varios personajes políticos. Esta investigación solo incremento las amenazas e incluso se le puso precio a su cabeza.

¿Quiénes serán los ministros del gobierno de Gustavo Petro? Así van los nombramientos de su gabinete Condenas por paramilitarismo

Pero no fue sino hasta 2007, cuando se desempeñaba como magistrado auxiliar de la Sala Penal de la Corte Suprema de Colombia que el nombre de Iván Velásquez llenó las portadas de los diarios colombianos. El entonces presidente Álvaro Uribe Vélez lo señaló como el investigador del famoso caso de la "parapolítica", en el que Uribe fue acusado de tener nexos paramilitares. El presidente Uribe negó estas acusaciones y dijo que Velásquez estaba fabricando pruebas en su contra, hechos que jamás fueron comprobados. El mandatario nunca fue acusado formalmente.

Gustavo Petro, hoy presidente electo, fue uno de los congresistas que más visibilidad le dio al tema de la parapolítica en la primera década del siglo y desde entonces conoce a Velásquez..

Velásquez se mantuvo al frente de la investigación y junto a su equipo logró la condena de más de 50 congresistas colombianos por sus relaciones con el paramilitarismo. Uno de los arrestados fue Mario Uribe, primo del ahora expresidente Uribe, quien también negó los cargos.

Con este caso Velásquez se convirtió en una figura incómoda para el poder. Incluso, meses después, las autoridades colombianas confirmaron que, durante la presidencia de Uribe, Velásquez había sido espiado por la antigua Dirección Nacional de Inteligencia de Colombia, DAS, por sus siglas. Varias personas fueron a la cárcel por este delito.

Envuelto en amenazas y persecución, Velásquez renunció a su cargo en 2012.

Lucha contra la corrupción en Guatemala

Velásquez salió de Colombia en 2013. En ese momento se pensaba que sería el fin de su carrera pública, pero poco después reapareció en Guatemala y con el visto bueno de la ONU, fue nombrado comisionado de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala, Cicig. En tan solo dos años al frente de la organización, Velásquez desmontó la millonaria red fraude aduanero que concluyó con la renuncia y el encarcelamiento del entonces presidente Otto Pérez Molina y de la exvicepresidenta Roxana Baldetti.

El expresidente de Guatemala Jimmy Morales se opuso al trabajo de Velásquez y en 2017 lo declaró como persona no grata y pidió su expulsión inmediata.

Velásquez también ha sido crítico con la administración de Alejandro Giammattei. En 2021 dijo que el compromiso del presidente con la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, de luchar contra la corrupción "no es un compromiso sincero" y que el poder corrupto se extendió en el Gobierno.

"La lucha contra la impunidad y la corrupción no puede considerar ideologías ni colores políticos ni afinidades de ninguna clase", dice la biografía de Twitter de Velásquez, que estará al frente de una cartera clave del Gobierno de Gustavo Petro.

 

 

vía:CNN