Presidente electo de Costa Rica se opone a la rebaja del impuesto de la gasolina

Presidente electo de Costa Rica se opone a la rebaja del impuesto de la gasolina

Rodrigo Chaves, presidente electo, se opuso al proyecto de ley que rebajaría en ¢100 el impuesto a las gasolinas y el diésel, al considerar que afectaría la recaudación fiscal y provocaría "un problema más que hay que arreglar".

Al igual que el actual ministro de Hacienda, Elian Villegas, el futuro mandatario les pidió a los diputados actuales actuar con "responsabilidad".

El pasado 30 de marzo, los legisladores dispensaron de todo trámite un proyecto de ley que, además de reducir en ¢100 el tributo hasta por 12 meses, exoneraría del todo a autobuseros, taxistas y productores agrícolas del pago de este impuesto.

A su vez, el texto obligaría al Gobierno a cubrir el faltante de dinero que estas medidas tendrían sobre la recaudación fiscal, mediante recortes de gasto o acciones compensatorias.

"Yo les pido a los diputados actuales responsabilidad, porque están cortando ingresos del Estado por ¢250.000 millones por año, y lo que dicen es que el Gobierno buscará a dónde cortar. Y cuando el Gobierno tenga que cortar y le manda la propuesta de corte, ellos tendrán el derecho constitucional de decir sí o no", comentó el mandatario electo.

"¿Por qué no tienen la visión completa del caso? ' Cortemos ¢250.000 millones de ingreso y aquí están los ¢250.000 millones que nosotros queremos cortar'.

"Muy bonito comerse la miel sin tenerse que picarse con las abejas, o las avispas, y eso no me parece a mí justo con el pueblo", aseveró Chaves.

Al consultársele cómo afrontaría la situación, en caso de que los actuales diputados aprueben el proyecto antes de que él asuma el cargo el 8 de mayo, respondió:

"Habría que ver cómo balanceamos los libros fiscales en ¢250.000 millones. Entonces, es como que alguien le diga 'deje de trabajar en esas horas extra que usted tenía'; usted dice '¿qué corto, el teléfono, el agua, la luz?'. 'Ah no, ese es problema suyo, pero venga de vuelta con una propuesta de qué va a cortar'.

"Tal vez ni siquiera dé tiempo para aquellos que tengan que tomar la decisión, sino que le están pateando el tarro a la legislatura que sigue. A mí no me parece que eso sea correcto. ¿Ustedes en sus casas piensan que eso sea correcto amigos y amigas?", agregó.

El impuesto a los combustibles es la tercera fuente de ingresos del Gobierno, después del impuesto de renta y del IVA. En el 2021, el tributo a los hidrocarburos generó ¢522.000 millones.

El faltante de ¢250.000 millones que la rebaja provocaría equivale prácticamente al presupuesto del Ministerio de Seguridad.

Actualmente, el litro de gasolina súper vale ¢909. Dentro de este monto, el impuesto representa ¢272.

La semana pasada, el actual ministro de Hacienda también tuvo duras palabras para los diputados por el proyecto que dispensaron de trámite: "Es una barbaridad esto y los diputados lo que están es reaccionando ante una intencionalidad de quedar bien con la opinión pública, y con nulo criterio técnico. La decisión sería de gravísimo daño a las finanzas públicas".

"La idea no es estar llenando huecos, sino poder salir adelante y poder librarnos del peso de la deuda y, si cada vez que vamos saliendo del hueco se nos guindan y nos tiran para abajo, no vamos a salir.

El plan de ley lo propuso el diputado Erwen Masis, del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC) por causa de los incrementos en los combustibles producto de la invasión a Rusia a Ucrania.

El crecimiento de los precios de los hidrocarburos causa una afectación directa en el sector productivo, así como el transporte público y en el costo de la vida.

 

vía:ElEconomista