Turista fue decapitado por las hélices de un helicóptero mientras se tomaba una selfie

Turista fue decapitado por las hélices de un helicóptero mientras se tomaba una selfie

Unas hermosas vacaciones en las islas de Grecia acabaron muy mal para un turista británico que murió luego de que las hélices de un helicóptero lo decapitaran al instante mientras intentaba tomarse una selfie, sin una final para nada feliz para lo que prometían ser unas vacaciones para el recuerdo para el joven de tan solo 22 años de edad.

Los helicópteros son sin duda peligrosos, todo tipo de medidas de seguridad se deben tomar cuando se aborda uno y cuando se tienen alguno cerca, pero pocos pensarían que las cosas pudiesen acabar con una decapitación. Los medios griegos dieron a conocer la noticia y no tardó en volverse viral por su sórdida naturaleza.

Un turista británico perdió la vida luego de ser decapitado por las hélices de un helicóptero durante sus vacaciones en Grecia

Grecia es uno de los destinos turísticos más visitados del mundo y Jack Fenton pretendía pasar las vacaciones de su vida disfrutando del mediterráneo. Según informaron los medios griegos, el joven se encontraba volviendo al área continental del país luego de visitar la isla de Mykonos cuando el incidente ocurrió.

Según se informó, el joven se encontraba usando su teléfono celular para tomarse una selfie cuando se acercó demasiado a las hélices de un Bell 407 chopper y fue decapitado al instante. Por supuesto, este tipo de situaciones son sumamente raras dado que los pasajeros no pueden bajar del helicóptero hasta que las hélices se detengan.

Debido a esto, la policía griega ha comenzado una investigación para determinar si el piloto de la aeronave dejó salir a sus pasajeros antes de seguir todas las medidas de seguridad pertinentes, en caso de ser así, la persona podría enfrentar cargos por asesinato.

De acuerdo a la poca información que se ha obtenido del caso, el suceso pasó frente a otros turistas, mientras que los padres de Jack Fenton se encontraban haciendo el mismo recorrido en otro avión, para luego dirigirse al aeropuerto internacional de Atenas y volver al Reino Unido en un jet privado.

Por desgracia lo que era la recta final de unas lindas vacaciones acabó en desgracia y con la vida de un joven que apenas comenzaba su vida, según los medios, Jack asistía a la universidad de Oxford Brookes y había sido educado en una escuela privada en Kent.

 

Imagen

 

vía:metro