Turquía explora la venta de armas a África, respaldado por sus drones

Turquía explora la venta de armas a África, respaldado por sus drones

Estambul (AFP) – El presidente Recep Tayyip Erdogan cuenta con los drones para profundizar los vínculos militares de Turquía con los países de África, cuyos dirigentes fueron invitados a una reunión que se celebrará el 17 y 18 de diciembre en Estambul.

 

La cita Turquía-África de dos días, que comienza el viernes, tiene lugar después de un foro empresarial celebrado en octubre y dedicado a la inversión y el comercio.

La siguiente fase de esta relación es la seguridad, según expertos, con numerosos gobernantes africanos interesados en comprar equipo militar a precios más baratos y sin tantas condiciones.

Autoridades de 39 países, incluyendo 13 jefes de estado y dos primeros ministros, confirmaron la asistencia y Erdogan pronunciará un discurso el sábado.

Ankara ya tiene una base militar en Somalia, mientras que Marruecos y Turquía recibieron en septiembre la primera entrega de drones militares turcos.

Angola expresó su interés en los aviones no tripulados durante la primera visita de Erdogan a ese país africano en octubre.

Turquía también firmó en agosto un compromiso de cooperación militar con el primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed, quien libra una feroz guerra de un año contra rebeldes del Tigré.

"El sector más importante es el de defensa porque es algo nuevo. Turquía ha impulsado mucho este sector, especialmente los drones", dijo a AFP Federico Donelli, investigador de relaciones internacionales de la Universidad de Génova.

Foco en Etiopía

El dron TB2 Bayraktar tiene una demanda particularmente alta luego de la eficacia que demostró en los conflictos de Libia y de la región separatista de Nagorno Karabaj, en Azerbaiyán.

Los drones son fabricados por la empresa privada Baykar, a cargo de un yerno de Erdogan.

"Dondequiera que vaya en África, todo el mundo me habla de drones", dijo Erdogan después de su gira por Angola, Nigeria y Togo en octubre.

En cambio, hay preocupación por la posibilidad de un contrato con Etiopía, donde el conflicto con los rebeldes de Tigré dejó, según la ONU, miles de muertos civiles y más de dos millones desplazados.

Turquía envió este año un número no revelado de drones militares para apoyar la campaña de Abiy, pero luego suspendió la venta debido a la presión internacional, indicó una fuente occidental.

"Etiopía puede comprar los drones de quien quiera", señaló un portavoz del ministerio turco de Relaciones Exteriores, sin confirmar o desmentir la venta.

Ventas en alza

Las cifras oficiales turcas no detallan las ventas militares a países específicos, y solo dan ventas totales por cada mes, y esas cifras han crecido de manera espectacular en el último año.

Las exportaciones militares y aéreas turcas a Etiopía subieron a 94,6 millones de dólares entre enero y noviembre.

En el mismo período del año pasado eran de apenas 235.000 dólares, según datos de la Asamblea de Exportadores Turcos.

Las ventas a Angola, Chad y Marruecos tuvieron incrementos similares.

Los drones turcos se dieron a conocer fuera de sus fronteras luego de que Ankara firmó dos acuerdos con el gobierno de Libia en 2019.

La zona de conflicto en Liba se inundó de drones que ayudaron a contener el avance de fuerzas rebeldes del este y cimentar el camino a una tregua.

Turquía afianzó el prestigio de sus drones el año pasado al ayudar a Azerbaiyán a recuperar la mayor parte del territorio que había perdido tres décadas atrás ante las fuerzas separatistas de armenios étnicos en la región disputada de Nagorno Karabaj.

"Ahora Turquía con los drones tiene más cartas en la mano a la hora de negociar con otros países", comentó Donelli. "Es una muy buena carta de negociación para Turquía".

Más que armas

Nail Olpak, jefe de la Junta de Relaciones Económicas Externas de Turquía, una influyente entidad no gubernamental, insiste en que esta creciente relación no es solo sobre armas.

"Nos interesan el sector de defensa y nuestras relaciones con África", dijo Olpak a AFP.

"Pero quisiera enfatizar que si vemos al sector de defensa como solo armas, cohetes, tanques y fusiles, sería un error", indicó Olpak al señalar la venta de vehículos de eliminación de minas a Togo, que corresponden al sector de defensa.

Donelli coincidió y citó los planes de Togo de mejorar su ejército con el apoyo de Turquía mediante entrenamiento y vehículos armados, armas y otros equipos.

Turquía estableció una red de 37 oficinas militares en toda África, acorde con la meta de Erdogan de triplicar el comercio con ese continente a 75.000 millones de dólares en los próximos años.