Una protesta desde el mar para que Honduras permita la píldora anticonceptiva de emergencia

Una protesta desde el mar para que Honduras permita la píldora anticonceptiva de emergencia

(CNN Español) -- Una mujer en Honduras que deseara evitar un embarazo no planificado utilizando una píldora anticonceptiva de emergencia podría enfrentar cargos criminales en su país.

Con el propósito de protestar la dificultad para acceder a este derecho, prohibido solamente en Honduras de todo el continente americano —como constata y denuncia la Médicos sin Fronteras—, una mujer salió del territorio hondureño y tomó la píldora, simbólicamente, parada en una plataforma en medio del mar, en agua internacionales y lejos de la jurisdicción hondureña.

"Es bastante fuerte porque la plataforma aislada en el mar también evoca la soledad y es una soledad real porque muchas veces te enfrentas a esa situación sola, no quieres contarle a nadie que te violaron", cuenta a CNN Rocío Walkiria Reyes, la joven que subió a la plataforma e integrante de una campaña impulsada por organizaciones feministas en el país.

Esta iniciativa es liderada por Grupo Estratégico PAE, que forma parte del Centro de Derechos de Mujeres en Honduras (CDM), para concientizar a la comunidad internacional sobre las limitadas opciones para la salud sexual disponibles en Honduras.

"Es como un grito de auxilio. De que las mujeres hondureñas estamos vulneradas", dijo Walkiria sobre la campaña que también pretende recopilar firmas a través de una plataforma digital solicitando al Gobierno de Honduras la derogación del decreto que prohíbe el uso de la píldora.

La ley vigente prohíbe el uso, la venta, la distribución y la compra de anticonceptivos de emergencia y es penalizado con las misma penas que el aborto, que también es ilegal en el país centroamericano.

Desde su prohibición en 2009, el movimiento feminista en el país ha llevado a cabo diferentes actividades, según Walkiria, que van desde marchas y plantones hasta campañas en redes sociales y conciertos con la intención de generar conciencia sobre los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres.

"Lo que hace la diferencia esta vez es que estamos apelando al lado humano de las personas, a la empatía. Yo tuve que salir de mi país para poder acceder a un método anticonceptivo de emergencia. O sea que si a mí me violan yo tengo que salir porque puedo ir presa o tengo que cargar con un embarazo forzado, no deseado y no planificado", dijo Walkiria.

“Honduras es el único país del continente americano que prohíbe la pastilla anticonceptiva de emergencia (PAE). Es parte de la lista de medicamentos esenciales de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y es fundamental para prevenir embarazos no deseados, especialmente en casos de violación. La píldora, como ha reiterado la OMS, no causa aborto ni daña la fertilidad futura”, aseguró en 2019 el doctor Marcelo Fernández, jefe de misión de Médicos Sin Fronteras en Honduras.

A principios de 2021, expertas en derechos humanos de la Organización de las Naciones Unidas también criticaron la ley y condenaron “la falta de accesibilidad a la anticoncepción, particularmente en las zonas rurales, junto con la prohibición de la anticoncepción de emergencia, contribuye a una alta tasa de embarazos forzados, incluso embarazos de adolescentes".

La ONU ha resaltado con preocupación que Honduras tiene la segunda tasa más alta de embarazos adolescentes en América Latina.

El riesgo de la desinformación sobre la píldora anticonceptiva de emergencia en Honduras

Walkiria asegura que "los mitos y leyendas" que existen en torno al uso y funcionamiento de la PAE entre la sociedad hondureña suponen un riesgo para las mujeres.

"Que haya una libre comercialización pero también información de cómo se utiliza este método anticonceptivo. La gente no sabe cómo funciona y al haber desinformación estamos poniendo a las mujeres en riesgo".

La OMS considera seguro el uso de la píldora anticonceptiva de emergencia. Según la organización, "no pueden provocar un aborto" y tampoco "dañan la fertilidad futura". Además, asegura que los efectos secundarios son "similares" a los experimentados por mujeres que usan píldoras anticonceptivas, "son poco frecuentes y, por lo general, leves”.

Según cifras del Observatorio de Derechos Humanos de las Mujeres de 2019, 1.482 mujeres denunciaron ser víctimas de violencia sexual. De esas, 1.003 fueron menores de edad.

Y en 2016, 775 niñas entre las edades de 10 a 14 años dieron a luz. Todas fueron víctimas de abuso sexual. 

¿Cambio de rumbo?

Para Walkiria, la campaña representa un llamado a la comunidad internacional para así colocar a Honduras en el foco de atención.

"En Costa Rica dijeron que la darían gratuita y aquí seguimos discutiendo si se aprueba o no, cuando en toda América Latina no hay problema para utilizar esta píldora", agregó.

El 28 de noviembre de este año, Xiomara Castro de Zelaya fue elegida como la primera mujer presidenta de Honduras y tomará posesión en enero de 2022. En tuit en el que agradeció la conversación que sostuvo con la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, dijo que confía que “nuestros gobiernos trabajarán en defensa de los DD.HH. y los derechos de la mujer”, escribió.

"Nosotras tenemos la esperanza de que las cosas puedan cambiar en este nuevo gobierno. De hecho hacemos un llamado a la presidenta electa y a las diputadas electas para que apoyen la derogación de esta prohibición", dijo Walkiria.