Una turba antivacunas irrumpe con violencia en un hospital de Costa Rica para intentar sacar a un niño ingresado de seis años

Una turba antivacunas irrumpe con violencia en un hospital de Costa Rica para intentar sacar a un niño ingresado de seis años

Un grupo antivacunas del covid-19 entró por la fuerza en un hospital de Costa Rica para supuestamente sacar a un niño de seis años que se encontraba ingresado. En el incidente agredieron a oficiales de seguridad, pacientes y personal médico.

«El hospital se vio afectado por un grupo de personas antivacunas que ingresaron de forma violenta», comunicó Priscilla Balmaceda, directora del hospital San Vicente de Paúl, situado en la ciudad Heredia.

La responsable añadió que «agredieron a oficiales, pacientes y hasta a funcionarios». «Pusieron en riesgo a todos los que estaban dentro del hospital», dijo.

«Aparentemente su intención era subir hasta el cuarto piso donde se encontraba el niño, además de buscar a la trabajadora social que lleva el caso para cuestionarle el abordaje que se estaba dando», añadió.

La directora explicó que el niño presentaba una patología respiratoria y contaba con una solicitud de intervención de Trabajo Social por una situación relacionada con la vacuna contra el coronavirus. El médico responsable indicó que se le inyectase la vacuna contra el covid-19.

El violento suceso se produjo tras una reunión de los responsables hospitalarios con el padre del menor, una abogada y la diputada Shirley Díaz.

En los videos que circulan en las redes sociales se ve a un grupo de personas entrando en el hospital al grito de «¡libertad, libertad!». Finalmente, la Policía intervino y seis personas fueron detenidas.

Balmaceda aseguró que «sumamente sorprendidos de este movimiento» se activó «el código de violencia». «Tuvimos que evacuar el hospital, suspender consultas, las citas de laboratorio, rayos X y farmacias para poder resguardar la seguridad de nuestros pacientes», sentenció.

En Costa Rica es obligatoria la vacunación infantil para niños de entre cinco y 11 años de edad.