Martes, 14 Agosto 2018

Casarse con un ciudadano de EEUU no salva de la deportación

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

En medio de las duras políticas migratorias del gobierno de Donald Trump crecen los temores de miles de inmigrantes  casados con ciudadanos de EEUU a la hora de buscar legalizar su estatus frente a las autoridades migratorias.

Bajo la acutal administración inmigrantes condelitos menores como infracciones de tránsito hasta órdenes de deportación del pasado han perdido de su estatus migratorio y por consiguiente ha llevado a su deportación apesar de estar casados con ciudadanos de EEUU.

El úlitmo caso que pone en evidencia esta realidad es la deportación de Alejandra Juárez, la esposa de Cuahtémoc “Temo” Juárez, un veterano condecorado de la Marina de EEUU. La mujer fue expulsada de EEUU la semana pasada a pesar de su matrimonio con el militar.

Por lo general el matrimonio es una ruta hacia la elegibilidad para la residencia legal y su respectiva“Green Card” y luego, la ciudadanía si la pareja demuestra a los funcionarios de inmigración que el matrimonio no es fraudulento para obtener el estatus legal.

Pero para los cónyuges de ciudadanos estadounidenses que ingresaron ilegalmente al país, que fueron deportados o tienen otras violaciones en sus antecedentes, convertirse en un residente legal es mucho más difícil, por no decir imposible debido a la ley de inmigración de 1996 y las nuevas políticas de cero tolerancia de Trump.

Antes de 1996 un juez de inmigración habría considerado la naturaleza de la falta o el delito del indocumentado contra los derechos de un cónyuge ciudadano estadounidense,  ahora aquellos inmigrantes que ingresaron ilegalmente a EEUU deben abandonar el país para solicitar una visa.

Tras la ley de 1996 se hace imposible para un cónyuge de un ciudadano estadounidense que se encuentra en Estados Unidos salir del país para solicitar una visa de residencia legal porque una vez que el cónyuge se va, el cónyuge no puede regresar por tres o 10 años, dependiendo si su estadía como indocumentado superó el año.

La ley de inmigración de 1996 establece excepciones. Esta permite que los conyugues indocumentados puedan pedir una exención de las prohibiciones de 3 años o 10 años. Pero para obtener esa exención, tienen que demostrar que estar separados de su cónyuge o hijos causará dificultades extremas.

No obstante bajo la estricta polítca migratoria de la administración de Trump, demostrar este tipo de dificultades extremas son casi imposibles de cumplir aseguran los defensores de los inmigrantes.

“Trump cambió la definición de dificultad extrema para hacerlo más restrictivo”, dijo Peter Boogaard a NBC, un ex portavoz del Departamento de Seguridad Nacional en la administración Obama y portavoz de FWD.US.

Resultado de imagen para Casarse con un ciudadano de EEUU no salva de la deportación+

Fuente: laopinion.com

Radio Revista Digital con noticias de El salvador ,el mundo y diversos géneros, dedicada al entretenimiento y participación de ideas en diversos temas.

E-mail: Info@tuondaclub.com
Tel:(503) 2517-2863
Whatsapp: (503) 7785-2513