Luz verde definitiva en la UE a prolongar la suspensión de aranceles a Ucrania un año más

Compartir noticia

 La Unión Europea dio este lunes luz verde definitiva a prolongar un año más, desde el 6 de junio próximo hasta el 5 de junio de 2025, la suspensión de los aranceles y cuotas a las importaciones de productos ucranianos como medida de apoyo a Kiev frente a la agresión rusa.

Esta medida, aprobada por el Consejo de la UE (los países), es un apoyo “vital” de la Unión para la economía ucraniana ante la “devastación causada por la guerra de agresión no provocada de Rusia”, destacó el vicepresidente ejecutivo de la Comisión Europea y titular de Comercio, Valdis Dombrovskis, en un comunicado.

La suspensión de los aranceles durante un año más, a la que el pleno de la Eurocámara había dado su aprobación el pasado 23 de abril, garantizará “que mantengamos los productos ucranianos en circulación, teniendo en cuenta al mismo tiempo las preocupaciones del sector agroalimentario de la UE”, señaló Dombrovskis.

La nueva prórroga incluye medidas de salvaguarda para proteger a ciertos productos europeos, esencialmente agrícolas, en caso de que las importaciones ucranianas no sometidas a tarifas generen problemas en sus mercados locales, algo de lo que se habían quejado algunos Estados en los últimos meses.

“Gracias a los ingresos generados por las exportaciones ucranianas hacia y a través de la UE, Ucrania tendrá más medios financieros para ganar esta guerra y estará en una posición más fuerte para recuperarse de ella”, destacó el vicepresidente ejecutivo comunitario.

La suspensión de los aranceles y las exportaciones de cereales ucranianos por las llamadas líneas de solidaridad europeas han hecho posible que, pese a la guerra, el comercio de productos ucranianos se haya mantenido relativamente estable, destacó la Comisión Europea en un comunicado.

Las importaciones de la UE desde Ucrania ascendieron a 22.800 millones de euros en 2023, frente a los 24.000 millones de euros en 2021, justo antes de la guerra que estalló en 2022.

De acuerdo con lo aprobado en la UE, la Comisión puede actuar con rapidez e imponer cualquier medida que considere necesaria si se produce una perturbación significativa en el mercado de la Unión en su conjunto o en los mercados de uno o más Estados miembros del club comunitario a consecuencia de las importaciones ucranianas.

Como parte de las medidas de salvaguarda reforzadas para proteger a los agricultores de los Veintisiete, la Comisión puede activar “un freno de emergencia” para productos agrícolas particularmente sensibles como las aves de corral, los huevos, el azúcar, la avena, los grañones, el maíz y la miel.

Si las importaciones de esos productos rebasan la media del volumen de importaciones registrado en la segunda mitad de 2021 y todo 2022 y 2023, los aranceles se podrán volver a imponer.

vía: EEFE

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments